Manoj DaswaniManoj Daswani

Verdades que duelen

El derbi nos dejó desilusión. No fue solo el resultado, decepcionante; fue también ver al Tenerife jugando como un equipo pequeño frente a un rival que no tenía mejores argumentos ni mejores cartas.

Un día después, pasado el fragor de la batalla y el deseo inequívoco de que el derbi fuera (muy) blanquiazul -y más todavía porque se puso de cara y era posible un triunfo plácido-, me duele admitir que vi en Las Palmas aquello que me gustaría para el Tenerife. Primero: un equipo con afán de protagonismo, con personalidad y ganas de jugar al fútbol. Segundo: un proyecto que apuesta por el producto insular, que defiende la cantera y honra al futbolista canario.

Es un asunto que no me parece baladí ni anecdótico. Claro que se puede ganar el derbi con 11 no canarios, más todavía si tienes en nómina a futbolistas tan identificados con el escudo como Carlos Ruiz, Aitor Sanz o Fran Sol. No voy a eso, no diré que el Tenerife no ganó por su desdén (manifiesto y evidente) hacia la cantera porque sería faltar a la verdad. Lo que sí ocurrió fue que el derbi ubicó al representativo frente al espejo y constató que este club vive de espaldas a la canariedad.

Que el CD Tenerife jugase con cero futbolistas nacidos en Canarias en su alineación titular me parece inaceptable; no incomprensible, porque los motivos están muy claros. Vive esta institución en la urgencia permanente: las prisas le acogotan. Se destituye a Etxeberria en la jornada cinco, luego a López Garai a las primeras de cambio, se despide a un director deportivo, se trae a otro. Así es imposible que haya nadie que apueste por la cantera. Tampoco Ramis, porque le va la vida en el resultado más inmediato; en hacer números para ganarse el play off. O la renovación.

Si fuera que vivimos en la excelencia de los resultados, tal vez habría razones para pasar por alto dos verdades que duelen. Que jugamos demasiado rácanos, que jugamos de espaldas a la canariedad y que la cantera al Tenerife le importa cero. Pero no estamos segundos ni terceros; vivimos entre el puesto 9 y el 13. Y llegados a este punto, entonces lo digo aunque me cueste. Si es para vivir así, prefiero hacerlo como Las Palmas: jugando al fútbol y forjando un proyecto de canarios. Y creo que ustedes también, aunque a todos nos duela (mucho) reconocerlo.

Basket Country banner horizontal

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

2 Comentarios
  • jaiver
    Publicado el 13:14h, 01 abril Responder

    El "Sálvame" de los lunes amarillo, a las 14 horas, no quiere al entrenador Ramis para la próxima temporada. Al parecer no les gusta su juego. Y es que al "Sálvame" de los lunes, no les gusta el tipo de entrenadores tipo Cervera, Baraja, Ramis osea entrenadores resultadistas que sumen puntos y que son los adecuados para la categoría de segunda división si se quiere aspirar a subir de categoría. Al salvame de los lunes quieren que el Tenerife juegue como el Barsa de Cruyf, juego de toque bonito para el TeTe en segunda división...jaja. Seguir así... Bastante está haciendo Ramis con la peor plantilla de TT de los últimos 10 años. Y el culpable no es otro que Cordero.

  • José Vidal González Díaz
    Publicado el 23:33h, 01 abril Responder

    Lo tienes muy fácil no sufras, vete a vivir a gran Canaria, y así nos dejas de dar la vara con tu resentimiento crónico.

Publicar un comentario