Una maratón que crece

El Maratón de Tenerife llega en noviembre a su sexta edición. "Parece que fue ayer cuando planteamos la primera", cuenta César Dorta, alma máter y director de la carrera. Con orgullo, asegura que el evento no ha hecho sino crecer, pero siempre desde precios moderados. "Somos el maratón más barato de España", asegura. Con un importante apoyo institucional y empresarial, Dorta confía en que en esta nueva edición se puedan superar los 4.300 inscritos del año pasado. Entonces, la prueba fue un extraordinario éxito de participación, organizativo y de público.

"La primera noticia es que se han apuntado 1.800 corredores en tres días; intuíamos que la aceptación iba a ser buena, pero no tanto. Éste es un motivo de orgullo y también una responsabilidad adicional", afirma. "Vamos por el buen camino", diagnostica.

A la hora de organizar este sexto maratón tinerfeño, se trabaja para "crecer en todas las facetas, incluida la repercusión mediática". Una de las grandes razones para la satisfacción del equipo de César Dorta es comprobar que muchos de los participantes vienen de países muy lejanos, y aprovechan su inscripción para pernoctar en la Isla tres días, hacer turismo y conocer las excelencias de diversos puntos de la geografía tinerfeña. "En ningún otro sitio del mundo tenemos un clima tan privilegiado para estas fechas del año", indica.

Dorta recalca que "el día elegido para el Maratón de Tenerife no es casualidad, ni mucho menos". El trazado tiene tramos duros y no es el más adecuado para hacer marcas, pero la prueba sigue en constante evolución y con el ánimo de ir agigantando su prestigio a cada año que pasa.
CAJA_SIETE

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

ATLÁNTICOHOY
1 Comentario
  • Corredor
    Publicado el 14:10h, 19 abril Responder

    Sinceramente he corrido varias maratones u medias por península y Europa y eso de que es la más barata de España es una milonga!. Pero claro, la cuestión es vender lo bien que se hace. Mucho por aprender queda. Hay pensar más en el atleta y menos en lo comercial y el reclamo de la ciudad. Esa es la diferencia de una maratón de prestigio cuando está organizada por y para el corredor y no para lucimiento político personal.

Publicar un comentario