Manoj DaswaniManoj Daswani
Concepción, en un acto en el Heliodoro | @ivangg_tfe

Una crisis, 10 claves

1. En barrena. El colmo del despropósito. La antología del disparate. La casa de los líos. Cualquiera de estas definiciones (o las tres) valen para describir el estado actual del CD Tenerife, un equipo sumido en el pozo de la clasificación, con números de descenso y, lo más preocupante, desde anoche con una importante crisis en la estructura de la institución. Escribo estas líneas cuando está a punto de comenzar la reunión del consejo de administración que va a servir para nombrar sucesor para Aritz López Garai, un tipo honesto y comprometido, pero al que se llevan por delante sus propios errores, la falta de experiencia y la trayectoria errática y gris del representativo. En total, solo 15 puntos en 16 jornadas. Un bagaje raquítico.

2. Quién toma la decisión. Los hechos son de sobra conocidos. Aritz Lopez Garai ya no es entrenador del Tenerife. Pero la noche del domingo aún se guardaba bajo llave cuál era la letra pequeña que acompaña este relato dantesco y que otra vez se repite. En un club que ha hecho de la crisis su costumbre favorita, la colisión entre presidente y director deportivo es una pésima señal ante el futuro que viene. Lo advertimos la misma jornada del partido con el Cádiz: Víctor Moreno quería mantener al entrenador al menos hasta diciembre. Pesaron las prisas de Concepción, empeñado en un cese exprés. Según ha contado a sus más íntimos, el jerarca palmero había detectado síntomas preocupantes y que invitaban a la destitución. La ejecutó él, aunque hasta ayer siempre había defendido la plena autonomía e independencia de sus altos cargos.

3. La posición de Moreno. La crisis deportiva del Tenerife se cobró el sábado a su primera víctima (López Garai) y de paso dejó herida de muerte la confianza presidencial en el director deportivo, que firmó por tres años y ahora parece abocado a un adiós prematuro. Concepción ya no cree en él y le ha puesto fecha de caducidad: junio de 2020. Una vez se sabe sentenciado, lo natural es que el conquense se avenga a un acuerdo para precipitar su salida, puesto que de nada vale continuar si no tienen en cuenta sus conocimientos y criterio. Su estado anímico no es el más adecuado y vive momentos harto dificiles. No es para menos.

4. La ceremonia de la improvisación. Lo que más llama la atención en el curso de los acontecimientos es el abrazo a la improvisación de Miguel Concepción y su guardia pretoriana. Telegrafiaron el cese, que pregonaron a los cuatro vientos desde el lunes pasado; pero se olvidaron de cocinar el relevo. Casi 24 horas después de la destitución de López Garai no hay un sustituto y sí muchas dudas. La más importante, quién será el que adopte la decisión final. ¿Será Victor Moreno, partidario de la permanencia en el cargo del entrenador que había traído en verano? ¿O Miguel Concepción, quien ahora quiere jugar a ser también director deportivo?

5. Entrenador interino. El Tenerife tendrá un técnico provisional por vez primera desde 2011, año de su última caída a Segunda B. Entonces, el escogido fue Alfredo Merino. En plena apoteosis de la confusión, causa tanta perplejidad como indignación la elección de Sesé, que se habría entendido como un suceso natural si estuviésemos en 1997. Es una decisión que nadie entiende, mucho menos aquellos profesionales más capacitados para una situación así: Cristo Marrero, Toño Hernández, Quique Medina o Mazinho. En cualquier club normal, para estos casos se recurre al entrenador del B. Excepto en el Tenerife, que saca de los despachos al jefe de su cantera. Una decisión que demuestra hasta qué punto está el club anclado a su propio pasado.

6. Pier. Cuando en la SER avanzamos el domingo los contactos con Pier Luigi Cherubinl y que éstos iban muy en serio, algunos se lo tomaron a broma. Es normal. Parecía una pirueta del destino que Concepción se aferrase como un clavo ardiendo a uno de sus más acérrimos rivales en un momento tan álgido de su longeva presidencia como las últimas elecciones. Pero las paces son una realidad y los contactos existieron. Una reunión que se produjo el viernes dejó el acuerdo a punto de caramelo. Ahora bien, las presiones han sido muy notables para que el mandatario palmero gire hacia otra vía. El desenlace -Pier u optar por un entrenador de tantos en la agenda de Moreno- parece inmediato.

7. ¿Por qué no él? Me vale la misma reflexión que hice el año pasado y el anterior. El problema del Tenerife no era Etxeberria ni ahora López Garai; el germen de los males del representativo no está en el banquillo ni tan siquiera en la dirección deportiva. El de este club es un problema estructural, de una organización arcaica, caduca y en ocasiones tóxica, que se lleva por delante lo bueno y mantiene inalterado tan solo aquello que no funciona. Me pregunto si Concepción no ha aprendido de sus propios errores, si no se ha dado cuenta de que el problema en realidad es él y los mediocres que le rodean. Que tras 17 entrenadores y no sé cuántos fichajes, los males del Tenerife se resumen a la perfección en la respuesta que dio Amid Achi en Radio Club cuando se le preguntó si no echa en falta una institución moderna y en consonancia con los tiempos que corren. "¿Modernizarse? Miguel está cómodo así". Pues dicho queda.

8. Entre lágrimas. La despedida de López Garai destierra las insidias respecto a las presuntas injerencias de Víctor Moreno en la confección de las alineaciones, que no existieron. El vasco testimonió su profundo agradecimiento al director deportivo y dejó entrever lo que ya sospechábamos: que si fuera por Moreno, el cese no se habría producido. Al menos, no de esta manera ni en este momento. Una vez más, el Tenerife demostró tener cerrado el departamento de tacto y buenos modales. Compareció solo el entrenador, en una imagen tan triste como repetida a lo largo de los últimos tiempos. De paso, confirmamos lo que ya parecía una evidencia: que el ultimátum pregonado a través de las filtraciones soterradas y multimediáticas había condicionado al entrenador. Ni pegó ojo la noche antes de su último partido.

9. Dudas. Las próximas horas serán cruciales. De la elección del consejo de administración podremos extraer suficientes conclusiones para definir cuáles son el rol, el crédito y la posición de Víctor Moreno. Si es que sigue. Porque su situación es absolutamente incómoda. No tiene mucho sentido que siga si ya no van a tener en cuenta sus criterios y recomendaciones. Dicho todo lo cual, se presumen claves los partidos que vienen para calibrar cómo ha sentado al vestuario una decisión que casi nadie quería. ¿Tiene suficiente cuajo este plantel para timonear una situación límite en pleno noviembre?

10. Un Tenerife 'mini'. Armas, Amador y Abad, la guardia pretoriana del Tenerife 'vintage' de Concepción, han empequeñecido la institución hasta hacerla de su tamaño. Es un equipo huérfano de prestigio, al que hace tiempo que no vienen las primeras opciones ni para el banquillo ni para demarcaciones capitales en la construcción de cada plantilla y cada temporada. Los proyectos se desvanecen; no hay continuidad, ni criterio ni coherencia. Tampoco queda ni un margen de templanza en tiempos difíciles para no tomar las decisiones a la ligera. Como hizo Concepción el domingo.

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

ADIDAS
6 Comentarios
  • alevazmach
    Publicado el 22:04h, 18 noviembre Responder

    Y dale con echarle la culpa de todo a Víctor Moreno. Con Serrano siempre hacías la vista gorda pero en cambio a Víctor Moreno que la temporada pasada hizo fichajazos en invierno y que esta temporada ha diseñado una plantilla que podría tutear a los grandes en primera división no le pasas una

  • Oscar Rodríguez Trujillo
    Publicado el 22:16h, 18 noviembre Responder

    Que vuelva Aritz cuando antes mejor, este equipo tenía una identidad y un estilo, y aunque no le salieran las cosas, este era un proyecto a medio largo plazo, ahora destruido por este desastroso presidente adinerado. Que se vaya a su tierra a joder allí, que aquí nos lleva a peor. Aritz, espero que te lleves a la afición del tete en tu corazón, te queremos ⚽🔵😘♥️

  • Mencey Tamadite
    Publicado el 23:38h, 18 noviembre Responder

    Buenas noches, si tuviera que empezar por algún lado en este caos en el que es hoy nuestro equipo, si repito nuestro equipo, no sabria por donde empezar, son tantos años haciendolo mal Concepcion y cia que ya ni jugadores de nivel ni entrenadores quieren venir según nos informan los medios de comunicación a un club de un siglo anterior a este en cuanto a dirección e infraestructura hasta tal punto que ni los aficionados como yo, fieles a un solo equipo el CD Tenerife preferimos no ir ni al estadio siendo abonados y accionista porque el mosqueo y el dolor ya es superior a nuestra lealtad. Verán ustedes para esto solo hay un camino ceder la representacion de nuestras acciones a Corviriano y el que quiera que se las venda, peor que Concepcion no creo que lo hagan, es muy difícil. Da igual que entrenador, director deportivo, jugadores vengan, se lo que hablo, voy al estadio hace cerca de 40 años. Escribo esto sumido en un mar de lágrimas no por esta situación sino por los recuerdos de lo que fue este club y lo que es ahora. Hace 25 años pensaba que a estas alturas la cantera seria el buque insignia de este club, para sorpresa hoy en dia es inexistente, pensaba que íbamos a ser un gran club de la primera division con algún descenso que otro a segunda pero mas en primera, que equivocado estaba, pensaba que iba a ser un club puntero en cuanto a infraestructuras y direccion que venda en los ojos tenia. Hasta cuando esté sufrimiento señores accionistas compañeros de tantas alegrías como aquel 4-0 al Betis o la remontada al Figueres tras ir perdiendo 0-2 y acabar ganando 4-2,o aquel 2-0 al Mallorca en nuestro camino hacia primera, como veran esto es aparte de recuerdos corazón, el mismo corazon que puso Pier para salir disparado hacia la puerta de Buyo en aquella cesion de Sanchis y meter aquel gol el 3-2 que hizo venirse el Heliodoro abajo y que suponia derrotar y quitar la liga al mejor equipo de Europa por Copas de Europa ganadas ese Pier que con mucho cariño le digo que no venga, no es la solución, esa solucion solo esta en manos de nosotros y nuestras acciones.

  • Carlos González
    Publicado el 07:05h, 19 noviembre Responder

    200x100 de acuerdo. Esto necesita una vuelta del revés. Una modernización total con gestión profesional y trabajar con la cantera; como generadora de identidad y negocio. Yo también me acostumbré a no ir al estadio. Una gestión de 2a B nos llevará a dicha categoría tarde o temprano.

  • Aquilino Castilla
    Publicado el 15:07h, 19 noviembre Responder

    lo que está haciendo este presidente del Tenerife lo puede hacer cualquier "administrativo-mil-eurista"., que se vaya ya y que se deje de cambiar entrenadores que no tienen la culpa de su "pesetería",, en la historia del club no ha existido un presidente tan pesetero.

  • Barti
    Publicado el 13:07h, 20 noviembre Responder

    A Pier el oportunista, el que hizo trampas en las elecciones no lo queremos ni en pintura.

Publicar un comentario