Un salto de gigante de Aveldaño en el último suspiro da un punto al CD Tenerife

Estreno vibrante, y no apto para cardíacos, con un CD Tenerife de dos caras que finalmente arrancó un punto gracias a orgullo y tesón, y dosis de buen fútbol, La ilusión de la parroquia blanquiazul estuvo a punto de ser frenada en seco a las primeras de cambio, deseosa de ver al representativo en lo más alto de la tabla de Segunda desde el pistoletazo de salida.

Tras numerosas intentonas y toparse una y otra vez con Bernabé y su propia ineficacia, los de Etxeberria lograron neutralizar el tanto inicial de Fali con un postrero tanto de cabeza de Lucas Aveldaño, imperial por alto, para dar pie a un justo reparto de puntos (1-1).

Los primeros diez minutos fueron una pesadilla para los de Etxeberria. Dani evitó por dos veces que Uche estrenara el marcador local, pero Fali sí que pudo batir al guardameta blanquiazul con un certero cabezazo. El dominio grana era total, contra pronóstico, y los errores en la circulación de balón visitante, una auténtica sorpresa.

El reloj, cerca de cumplir el primer cuarto de hora de partido, y Nano remataba tímidamente de cabeza, sin consecuencia alguna. Se intentaba estirar el equipo blanquiazul bajo una constante incomodidad y con sensación de inseguridad permanente, sobre todo en su retaguardia.

Uche pudo ampliar la ventaja grana una vez cumplida la media hora de partido, tras aprovechar un nuevo acto de endeblez defensiva del CD Tenerife, pero su disparo con zurda se topó con el palo. No bajaba el pistón el cuadro de Gordillo, un punto por encima a nivel físico y tácticoEl Nàstic redujo una marcha, y es cuando el equipo tinerfeño aprovechó para dar un paso adelante en busca del empate. En un minuto Nano y Acosta gozaron de sendas ocasiones para que el marcador se fuese igualado al descanso, pero la definición no fue la idónea.

Tras las reanudación, el CD Tenerife salió con nuevos bríos, con el mismo ímpetu que en las postrimerías de la primera mitad, directos hacia el empate. Malbasic disparó a las manos de Bernabé tras una buena conexión entre Alberto y Nano, y poco después fue Nano el que se encontró con las manoplas del guardameta local. Un cambio de imagen casi radical.

Etxeberria movió ficha, y formó un tridente con Naranjo, Nano y Malbasic cuando se cumplía la hora de juego. La entrada del onubense terminó por romper el partido, con un rol de responsabilidad ofensiva elevado a la máxima potencia. El ex del Nàstic era derribado por Abraham en su primera acción cuando se quedaba solo ante Bernabé, e incomprensiblemente el árbitro solo enseñaba amarilla al infractor. 

El equipo isleño, enfurecido siguió intentándolo en campo rival, y el propio Naranjo pudo empatar en la siguiente jugada, y unos minutos más tarde Alberto Jiménez. Una ocasión tras otra, y una sensación de que si se jugara durante horas Bernabé nunca acabaría recogiendo un balón bajo las mallas de su portería.

Y cuando el envite parecía abocado a la victoria local, un salto de gigante de Aveldaño en el minuto 93, sobre defensas, delanteros y el portero local, acabó en remate a gol, y un enorme suspiro en clave blanquiazul. El camino en la Segunda División 18-19 será largo y pedregoso, pero en el primer puerto ha estado a punto de lastimarse el proyecto blanquiazul. Próximo obstáculo, Almería.

FICHA TÉCNICA

NÀSTIC: Bernabé, Kakabadze, Abraham, Fali, Josua, Rocha, Javi Márquez, Coris, Tete, Barreiro, Uche.

CD TENERIFE: Dani, Luis Pérez, Camille, Ruiz, Aveldaño, Alberto, Milla, Acosta, Suso, Malbasic, Nano. También jugaron Naranjo, Borja y Chilunda.

GOLES: 1-0, Fali (10'); 1-1, Aveldaño (93').

INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la primera jornada de Liga 123, disputado en el Nou Estadi de Tarragona, ante 5.483 espectadores.

No existen comentarios

Publicar un comentario