CANAUTO

Un árbitro de fútbol sala aficionado recibe un puñetazo y el agresor es aplaudido

Insólito. En los tiempos que corren aún se aplauden actos de indisciplina y se premien actos violentos como el vivido el pásado domingo en un torneo de fútbol sala aficionado celebrado en Santa Cruz.

El árbitro tinerfeño Santi Montesdeoca recibió un brutal puñetazo del jugador que había expulsado. La acción fue celebrada por parte de la afición del equipo en el que milita el agresor, portero del Ecuador, uno de los equipos participantes, tal y como se puede comprobar en el siguiente vídeo. "Puñete, puñete, bien hecho" se oye con total claridad.

El colegiado del encuentro, quien militó en las categorías inferiores del CD Tenerife, cayó fulminado al suelo tras ser agredido por el guardameta. Tal y como se puede ver en el vídeo (en torno al 4': 40"), el susodicho parecía irse a la grada, pero cambió de opinión, y se dirigió al árbitro para agredirle con extrema dureza. El propio Santi Montesdeoca fue 'invitado' a abandonar las instalaciones instantes después de lo ocurrido, dado que algunos asistentes daban por hecho que la situación iría a peor

No existen comentarios

Publicar un comentario