Iberostar Tenerife-Avellino

Sidigas Avellino le baja los humos a Iberostar Tenerife

Iberostar Tenerife no es invencible. Pecó de impaciencia cuando Avellino sacó su mejor juego y cabó cediendo en un encuentro que parecía controlado al descanso. Una mala segunda mitad fue determinante para los intereses del cuadro canarista, que aún mantiene opciones de pasar a octavos de final como líder, si gana a MegaLeks en la última jornada.

canarias-avellino

Lance del Iberostar Tenerife-Avellino. | @jacfotografo

Arrancó el equipo canarista pasando el rodillo desde la línea de 6,75 metros con protagonista principal, Aaron Doornekamp, y con varios escuderos: Grigonis, Abromaitis y San Miguel. Tal fue el festival inicial que con solo seis minutos de partido el marcador ya era de 20-9 para el equipo de Vidorreta, que incluso llegó a irse al descanso con un 8/14 desde el tiro exterior y solo Ragland y Thomas eran capaces de mantener vivo a un Avellino 'en shock'. Un leve arreón colocó a solo 9 puntos a los visitantes, preludio de lo que ocurriría después.

Tras la reanudación, el equipo italiano sacó orgullo y buen baloncesto. El acierto de sus jugadores franquicia y una férrea defensa fue la causante de una pronunciada bajada en el acierto de tiro de los aurinegros, además de una gran movilidad de balón del segundo clasificado, que se iba imponiendo con el paso de los minutos. en el parqué y en el electrónico. Antes de cerrarse el tercer cuarto (a 3') el marcador se tornó favorable para los visitantes (49-51), e imposible de remontar para los aurinegros.

A partir de ahí, y teniendo en cuenta dos decisiones equívocas de los árbitros los locales terminaron fuera del partido, incluido Vidorreta, que estuvo cerca de ser expulsado a escasos minutos del final. Los 19 puntos de Ragland y los 17 de Thomas terminaron por tumbar a los aurinegros, que dependen de sí mismos para pasar como primeros de grupo. Mega Leks, último rival, y lejos de la Isla.

No existen comentarios

Publicar un comentario