Miguel Concepción Junta de Accionistas CD Tenerife Manoj DaswaniManoj Daswani

Si Concepción ganó, no lo parece

Hace años en la Facultad de Periodismo aprendí de un maestro en la profesión que lo importante en la junta de accionistas no son casi nunca los resultados de las votaciones (se saben de antemano), sino lo que realmente ocurre en ellas. Fíjese por ejemplo en las del Real Madrid. Aunque no sea una sociedad anónima, Florentino Pérez respeta religiosamente todos los turnos de palabra. Y aguanta carros y carretas, hasta el final, hasta que el último párrafo del último compromisario.

Este martes Concepción ganó las votaciones pero perdió los papeles. E incluso mucho habría que hablar de sus números y sus apoyos, que adelgazan a cada año que pasa.

Lo que nadie sospechaba era lo que ocurrió después. Tal vez sí se lo esperaba su guardia de córps, que en una decisión sin precedentes 'apagó' la señal de la Junta para evitarle el sonrojo y el bochorno de verse superado por las intervenciones de los accionistas.

No me digan que no valen de nada. La valentía de los asistentes valió para que la Junta no fuese un rodillo. Ni un trámite. Fue algo más. Fue la escenificación de Concepción ante sus propios horrores. Le pusieron frente a 'Los Papeles de la Fundación', los tejemanejes con su emisora de radio, las facturas por visitas a escuelas y hospitales, el caso Pedri y un largo etcétera.

Por algo será que Concepción no les dejó acabar. Se le vio enojado, furioso, irritado... No sé si existirá más documento videográfico del momento estelar de la noche -que supongo ocultará la web oficial y los canales del club en Youtube- pero el caso es que el presidente les retiró la palabra a los delegados. En un año ha pasado no responder a ni tan siquiera dejarles hablar. No diré que fue indecente, porque adjetivos tan gruesos se reservan para comportamientos deleznables como los de la Fundación. Pero sí fue poco elegante.

¿Y el final? Pues que Concepción ganó las votaciones, sí, pero no lo pareció. En rueda de prensa compareció abatido y hasta dejó entrever que su adiós está próximo. También anunció que las elecciones serán antes del 30J y dejó claro que no es un ogro, sino una persona normal. Tiene razón. La valentía y las verdades del discurso de 'Pequeños Accionistas' (enhorabuena a todo el colectivo) vieron al Concepción de carne y hueso. Avergonzado, irascible, derrotado. Aunque los números todavía digan lo contrario.

Basket Country banner horizontal

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario