El entrenador del CD Tenerife López Garai | @jacfotografo

Señales y bandazos en el CD Tenerife

El partido del viernes en Vallecas fue como un aviso de peligro escrito en letras mayúsculas. Más que por la forma de perder, sí por la dinámica en la que se circunscribe la derrota. Son ya tres seguidas y en total seis en 11 partidos. Demasiadas para un equipo que buscaba engancharse al vagón cabecero (lo dijo su entrenador en una entrevista que concedió durante el verano, que es cuando se trazan objetivos y ambiciones) y que, a día de hoy, está más cerca del precipicio que de mirar a las alturas. La cuesta abajo del Tenerife es seriamente preocupante y amenaza con llevarse por delante lo esencial para el éxito de cualquier proyecto que se precie: la confianza.

En verano conveníamos todos en que era imprescindible que los jugadores creyesen en el manual de estilo que traía López Garai. Al vasco le costó, pero poco a poco su idea empezó a calar. De un tiempo a esta parte, la tendencia es justamente la inversa. Los bandazos del entrenador (primero las rotaciones, luego el sacrificio de jugadores capitales y por último ese jeroglífico que fue la alineación del viernes) arrojan la percepción de que los futbolistas empiezan a despegarse de sus ideas y a no comprender sus oscilantes determinaciones.

Cierto es que un entrenador y jefe de grupo es siempre aquel que más argumentos tiene para luego emprender la toma de decisiones. Pero no parece fácil digerir que un jugador que hace diez días no estaba "al nivel" de sus compañeros siquiera para ser convocado (Naranjo) pase del ostracismo a la titularidad en apenas un pestañeo. Y que se quede en ella sin aunar apenas méritos para adherir su nombre a la alineación inicial. Es el del onubense el caso más llamativo, pero no el único. Conste que los bandazos son siempre el preludio de la caída de un entrenador y en López Garai empiezan a ser demasiados.

Ojalá que en este caso sea capaz el representativo de enderezar su propio rumbo. En teoría tiene dos partidos presuntamente propicios para hacerlo (Racing y Mirandés) pero en estos momentos el principal enemigo del Tenerife es el propio Tenerife. Sus propias dudas, la sensación de que no tiene los futbolistas propicios para jugar desde tal grado de atrevimiento y osadía, su dinámica decadente y una sensación depresiva que no viene de los últimos tres patinazos, sino de mucho tiempo atrás. Lo del año pasado parecía difícil de empeorar pero ahí están los números para demostrarnos que sí era posible. La señal de peligro no ha hecho sino prenderse. No es solo una luz de alarma encendida, es la enésima advertencia de que el Tenerife no puede seguir así. En caída libre.

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

ATLÁNTICOHOY
4 Comentarios
  • Aquilino Castilla
    Publicado el 15:29h, 12 octubre Responder

    Aquí el que me parece que está dando bandazos es el periodista que ha escrito este articulo, la liga acaba de empezar y el que se hayan perdido tres partidos seguidos no significa nada de nada, hay que darle tiempo al tiempo y esperar a que el técnico tenga los 17 jugadores que conforman una plantilla de confianza.

  • Fernando
    Publicado el 15:57h, 12 octubre Responder

    El sistema devGarai es inadecuado para la división y para la plantilla que tiene.El Tenerife presiona hasta la extenuación y recupera la pelota en una zona donde no crea peligro.La presión sólo es efectiva cuando se hace en zona de 3/4.El equipo recupera la pelota en su campo y desde se dedica a tocar de forma horizontal,con lo cual no crea peligro y el equipo se desangra fisicamente.Al Tenerife le han metido muchos goles en los últimos veinticinco minutos y en cambio no tiene fuelle para atacar.Lopez Garay es muy tozudo en imponer un sistema que no funciona.Es necesario balones de treinta metros a los atacantes y que estos se muevan en zonas de peligro.Ayer Nahuel iniciaba ataques en su línea de medios,así no.Presionar a los defensas y medios en su zona y en caso de no recuperar replegarse.

  • Pedro Javier reyes Rodríguez
    Publicado el 19:34h, 12 octubre Responder

    Si esperamos como dice usted qué esto acaba de empezar entonces estamos en segunda B hay que dar un golpe al frente si no funciona fuera un rebulsivo a tiempo es victoria hace falta cojones en el campo que estos es para hombres no tanto tocar y tocar en el centro del campo hay que buscar la portería contraria y marcar y no tanta marisconada asta yo haré mejor alineación en este equipo naranjo no funciona fuera lo mismo que Alberto fuera por lento y las salidas de Ortolá la mentables prefiero a Dani Hernández y entrenador Pier Cherubino al menos es de mi tierra y conoce la casa y la directiva fuera

  • Pedro Javier reyes Rodríguez
    Publicado el 19:45h, 12 octubre Responder

    Concesión dimisión Amador dimisión Víctor Moreno cojes el mismo avión yo hasta haría mejor fichajes qué ustedes tengo 62 años y 35 d abonado no soy tonto ustedes nos quieren hacer tontos a todos los aficionados echaría toda la plantilla y con la mitad de dinero haría una mejor y luchadores de mi tierra qué los hay y buenos jugadores fijasen lo qué cobra naranjo y me dirán

Publicar un comentario