¿Sabes quiénes son los mayores anotadores en un juego de la NBA?

El récord histórico sigue en poder de Wilt Chamberlain quien anotó 100 puntos en un partido entre los Warriors de Filadelfia y los Knicks de Nueva York, el 2 de marzo de 1962.

Kobe Bryant es el poseedor de la segunda marca de máximas encestadas cuando endosó 81 puntos a los Toronto Raptors el 22 de enero de 2006.
Sin duda, momentos estelares que quedan en la memoria de los aficionados, así como también son recordados los zapatos que utilizaron para realizar tan espectaculares jugadas que marcaron la memoria histórica del baloncesto mundial.

Por ello repasamos los diez momentos estelares del baloncesto y los modelos de zapatillas que utilizaron los más grandes exponentes de este deporte.

1988: El legado

La movida década de los 80 y sus cambios trascendentales para el planeta aportaron dinamismo y crecimiento al baloncesto. La aparición de nuevas figuras y grandes estrellas le sumaron popularidad a este deporte.

El dorsal número 23 de Chicago, Michael Jordan de solo 24 años de edad festejó al saberse campeón frente a su contendor Dominique Wilkins llevando sus Jordan 1 Bred en el concurso de mates más espectacular de la historia.

Todo lo que inicia, acaba: “El último baile”

La estrella que nació a mitad de la década de los 80 ya tenía que apagar su luz dentro de las canchas del baloncesto.

Todo lo que inicia, tiene un final. Por esa razón llegó el momento de la nostalgia por la partida de una estrella quien se despidió con el triunfo de los Bulls sobre Utah Jazz. El eterno 23 brilló con las míticas Air Jordan XIV impulsando el último tiro que le otorgaba un nuevo título a Chicago sumando el sexto anillo. Una historia contada este año por HBO y transmitida por Netflix este 2020.

Iverson también baila, dribla y pasa por encima de Lue

Temporada 2001: Allen Iverson conectó un triple espectacular calzando las Reebok Answer en el primer partido de la final de la NBA entre los 76ers y los Lakers, que generó polémica, suspiros, drama y burlas contra su oponente que se han extendido hasta la actualidad.

Su última canasta vivirá para siempre en la memoria colectiva de la NBA: la pelota aguantada muy arriba, la finta de salida, el crossover, la suspensión atrás, el tiro limpio desde cinco metros y el momento crítico, le pasa por encima a Tyronn Lue y le dice: “tú-a-mí-no-me-puedes-frenar”.

Al ingresar en el Salón de la Fama en 2016 pidió a los periodistas no burlarse de Lue, quien se ha convertido con los años en su amigo cercano de quien dijo “amar y respetar”.

Un tapón antológico

Unas Nike Lebron Zoom Soldier 10 sirvieron de portaviones para el motivado Lebron James quien llegó como un “twister” que contenía viento, arena y piedra para devastar a los Warriors de Golden State por el cierre de la edición 2016 de la final de la NBA. Pese a lo que apuntaban todas las apuestas de la NBA en aquel momento, las cuáles veían a los Cavs como “la Cenicienta” en la serie.

Un “ángel” desata la furia de canastas en 2006

Fue aquel 22 de enero de 2006 cuando Kobe Bryant pasó por encima de los Raptors con 81 puntos, mientras el público entraba en éxtasis viendo sus jugadas y sus Nike Kobe 1. El baloncesto caía rendido a los pies de este jugador ante tal derroche de talento y exhibición.

Kobe estuvo en la cancha 42 de los 48 minutos posibles y encestó 21 de 33 en tiros de dos, 7 de 13 en triples y 18 de 20 en tiros libres. ¡IMPECABLE!

Fue así como los californianos lograron el triunfo 122-104 sobre los Toronto Raptors y Kobe registró la segunda mejor marca de la historia de las anotaciones de la NBA.

Más espectacularidad menos fuerza

No todo en el deporte es fuerza y potencia. La creatividad también tiene espacio y paraliza al espectador.

Es lo que ha demostrado el veterano Vince Carter durante sus cuatro décadas en el baloncesto. Sus espectaculares piruetas y sutiles movimientos hipnotizan a sus rivales en la cancha, tal cual serpiente encantadora, que desata toda una actuación mágica.

Con sus deportivas AND1 Tai Chi blancas y rojas brilló en el tradicional All Star Game de 2000 en Oakland, donde ganó el concurso de mates, con tres piruetas en el aire que quedaron en la historia: una haciendo un giro de 360°, otra metiendo hasta el aro el codo, y la última pasándose la pelota entre las piernas en el aire.

La muñeca milagrosa de Allen salva al Miami Heat

Saborear, rozar, acariciar, pero soltar de pronto todo lo anterior es desplomarse en segundos de la gloria.

Es lo que le ocurrió a los San Antonio Spurs en la final de la NBA en 2013 cuando por segundos ya eran los “casi campeones" de la temporada. El factor sorpresa les jugó una mala pasada y ese año tuvo nombre y apellido: Ray Allen.

A solo 20 segundos para finalizar el partido y con diferencia de 3 en el marcador, Ray Allen con sus zapatillas Jordan XX8 "Locked and Loaded" sacó un épico muñecazo que provocó un triple “mortal” para empatar el encuentro y forzar un tiempo extra que cambió la historia.

A lo “Kobe”, ¡siempre a lo grande!

Ninguna despedida es fácil. Desprenderse de los sentimientos y las emociones forma parte de una trascendencia personal y espiritual de alta demanda.

Pero Kobe Bryant quiso hacerlo de la misma manera que acostumbró al mundo: ¡A lo grande!

Quiso poner fin a su legendaria carrera regalándole a los aficionados y al baloncesto, 60 puntos en su último partido en la NBA en el que entregó su corazón y utilizó sus Nike Kobe 11 Fade to Black, para dedicar una nueva victoria de los Lakers de Los Ángeles sobre el Jazz de Utah.

4.2 segundos

Solo 4.2 segundos para culminar el partido decisivo no es mucho tiempo para cambiar el destino.

En la final de la NBA 2019 casi acaban las acciones, pero sin definición, empatado el juego a 90 puntos en la final entre Toronto y Warriors.

Kawhi Leonard aparece en escena, lanza, cuatro rebotes en el aro, los aficionados entre el drama y la pasión observan de pie. El Scotiabank Arena a reventar. El tiro aniquila a los Philadelphia 76ers y le da el triunfo a Raptors y el billete para la final de conferencia.

Basket Country banner horizontal

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario