Bela CabreraBela Cabrera

Pues con la tontería...

Una temporada más, el CD Tenerife ha sacado un suspenso en el primer tramo de LaLiga SmartBank. Una temporada más, las ilusiones con las que la afición empieza cada curso caen en picado en los dos o tres primeros meses de competición -que no quiere decir que acaben por los aires como nos ayudó a soñar, paradójicamente, Rubén Baraja (te fuiste y te echamos)-.

En la zona baja de la tabla, el CD Tenerife vuelve a luchar a estas alturas del campeonato por evitar los puestos de descenso, arrastrando consigo un huracán deportivo cuyo ojo fue el imperdonable empate frente al Lugo y que ya ha bajado a borrasca tras la última victoria frente al Zaragoza. Y así, llegamos al derbi llenos de dudas, sin jugar a nada.

Pero ojo, porque con la tontería, y sin querer justificar el desasosiego que es ver los partidos del CD Tenerife a día de hoy, nos plantamos en el siempre emocional clásico canario con cuatro partidos sin conocer la derrota, encajando solamente dos goles (uno en el infame partido en la última jugada en la que se perdieron dos puntos) y sacando un punto ante el poderoso y dominador Espanyol (ha ganado 8 de los 11 partidos).

Sobra decir que no quiero poner en valor que el CD Tenerife está bien. Todos sabemos que estamos muy mal. Cada jornada se vuelve tediosa según pasan los minutos de juego y, como debe ser, los aficionados exigimos más, sin olvidar que lo prioritario en esta competición tan igualada son los resultados por encima de cualquier cosa.

Así que, con la tontería, si solo miramos los números, podríamos decir que el equipo llega con confianza al partido que todos esperamos. Una pena, a la vez que maravilloso, es que el deporte no va solo con los números, sino con las emociones. Y es en este sentido, que un derbi regional ante la UD Las Palmas puede cambiarlo todo, para bien o para mal. Y con tres puntos, con la tontería, los adelantamos.

Basket Country banner horizontal

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario