Manoj DaswaniManoj Daswani
El presidente del CD Tenerife Miguel Concepción | @jacfotografo

Miguel Concepción, de condenado a condenado

Señor presidente:

No me referiré a usted como delincuente ni estafador. Hoy mejor le escribo de condenado a condenado: usted, por delito continuado de estafa; nosotros, condenados a aguantarle como presidente indigno, ineficiente y desleal. Usted que como mandatario emborrona con sus comportamientos la historia de la institución, pretende ahora aferrarse al cargo aún a sabiendas de que se ha convertido en el mayor de los problemas del CD Tenerife. Su silencio es cobarde; su actitud, despreciable.

Sospecho que no se irá, así que ni me atrevo a sugerirle que dimita, que haga usted un último servicio a la causa y deje vacante la presidencia, que convoque elecciones libres y se abstenga de influir en ellas; que traspase sus acciones porque no resulta decente que un individuo condenado sea honorable para ser administrador ni propietario; y que así sea el tinerfeñismo quien elija a quién quiere para regir sus destinos, una vez probado y demostrado que su gestión -y la de sus acólitos- es absolutamente nociva para los intereses y el futuro de la institución.

Intuyo que no se va porque la presidencia del CD Tenerife es el último renglón limpio que le queda a su tarjeta de visitas, ensuciada por los comportamientos que han propiciado una sentencia demoledora y un testimonio -el suyo- en sede judicial que habla por sí solo. Ni Tenerife ni el CD Tenerife merecen a un gestor condenado por estafa al frente de su equipo de fútbol. Tampoco merecen que les lleve a la deriva, obcecado ahora en desviar la atención con el enésimo relevo en el banquillo. Otro despido cocinándose mientras los de siempre se van de rositas.

Víctor Pérez Borrego, Aritz López Garai, Joseba Etxeberria o Víctor Moreno. Los culpables siempre eran otros. Ahora probablemente le toque cargar con las culpas y las tintas a Fran Fernández, convertido en nuevo chivo expiatorio para disimular la alta responsabilidad presidencial. Fue usted quien prometió paciencia con el anterior director deportivo y no se la dio; quien propuso proyecto largo para López Garai y no lo mantuvo; quien vio irse a Rubén Baraja por decisión propia y quien vetó a Julio Velázquez, el preferido por Juan Carlos Cordero, que empieza a detectar la aluminosis irreversible que padecen institución y presidencia.

Convendría por su parte ahora un ejercicio de decencia o dignidad, que se fuera y lo hiciera con el decoro que le ha faltado en los comportamientos impresentables y vergonzantes de la Fundación. Sería lo apropiado que diese un paso al costado porque más vale tarde que nunca. Y hasta se haría un favor a sí mismo si cogiese puerta, ahora que hasta sus más afines se avergüenzan de sus excesos. Pero como sé de sus intenciones y de su empeño por mantenerse -aunque ello suponga llevarse al Tenerife por delante y reducir su prestigio a la nada-, a quien ruego lean estas líneas es a quienes todavía le sostienen en la presidencia con respiración asistida y acciones prestadas. Para bochorno de todos, excepto de los voceros y periodistas a los que usted todavía financia.

Sin otro particular, reciba un cordial saludo. De condenado a condenado. Usted, condenado por estafa; aquí uno de muchos blanquiazules también condenados. Condenados a aguantarle.

Basket Country banner horizontal

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

8 Comentarios
  • Alcmondo Delgado
    Publicado el 17:09h, 30 octubre Responder

    Sí, años condenados a la mediocridad porque este señor piensa que el club es de su propiedad, seguro que no se irá. Por lo visto prefiere ver a un Tenerife hundido antes a verlo en manos de otro. Así nos va.

  • José Vidal González Díaz
    Publicado el 19:26h, 30 octubre Responder

    Omeprasol

  • S.HNdez.Pérez
    Publicado el 08:07h, 31 octubre Responder

    Vete convocando una vaquita para comprarle las acciones o te queda mucho que aguantar. El CDTenerife nos guste o no es un entidad privada desde hace casi 30 años. Ya condenaste a Cervera y míralo, el tiempo da y quita razones, este señor en su vida privada ha cometido un delito, no es bonito que esté, pero mientras tenga mayoría, estará, y legalmente no podemos rechistar.

  • S.Hndez.Pérez
    Publicado el 11:54h, 31 octubre Responder

    ¿Y los comentarios? ¿Censura?

  • José Angel
    Publicado el 12:13h, 31 octubre Responder

    Comparto 100%, en unos años seguramente salgan a la luz los trapos sucios que esté desde hace mucho chanchulleando este amigo de lo ajeno, incompetente.. Cualquier tiempo pasado fue mejor porque aunque los resultados no acompañasen había dignidad y amor por el equipo, el CD Tenerife tiene el mismo rumbo y el mismo capitán que islas airways

  • carlos
    Publicado el 15:04h, 31 octubre Responder

    Chapeau!!
    Un artículo al q no le falta ni le sobra una coma. Simplemente hay q agradecer q haya alguien con valentía y le diga a la cara a este **** de presidente lo q muchos pensamos sobre él,
    Ya se encargará su corte de aduladores de enmascarar la realidad del club

  • jaiver
    Publicado el 17:48h, 31 octubre Responder

    Mucha violencia en este artículo de opinión.

  • Cristoor
    Publicado el 04:23h, 01 noviembre Responder

    Dile los rollos...Manoj.

Publicar un comentario