Miguel Ángel Vaquero y Anna Wasik se llevan la Maratón de Tenerife

La Maratón Internacional de Santa Cruz Naviera Armas volvió a ser una carrera de contrastes y emociones en esta quinta edición celebrada hoy sobre el asfalto de la capital tinerfeña. Hubo acción y emoción, retornos, confirmaciones y sorpresas y un triunfador por encima de todos los demás, el público que dio color a las calles y que animó en todo momento e unos corredores que mostraron un nivel que cada vez es más alto.

En la distancia reina volvió a surgir la figura del veterano Miguel Ángel Vaquero para imponer su condición de favorito. El extremeño, afincado en la Isla desde hace muchos años por motivos laborales, ofreció una gran versión después de haber preparado a conciencia la prueba capitalina durante esta parte de la temporada. Vaquero salió en el grupo de cabeza aprovechando la salida explosiva de los corredores de la Media Maratón con los que compartía pistoletazo. Fue controlando la distancia y haciendo un trabajo de menos a más mientras era vigilado de cerca por el polaco Kamil Lesniak, el escocés Denis Prikulis y el local Huberney Jiménez, al que fue soltando poco a poco.

A mitad del recorrido ya Vaquero se quedó en cabeza, Jiménez pareció reaccionar y Lesniak y Prikulis mantuvieron su ritmo intentando acortar una distancia que finalmente se lkes hizo insalvable. El extremeño entró como ganador de esta quinta edición de la Maratón Naviera Armas con un tiempo de 2 h 35:35. Detrás, en muy poco margen de tiempo, entró un sorprendente Lesniak que cambió las montañas de Polonia por el calor de Santa Cruz con muy buen resultado. Prikulis, el del Vegan Runners, fue tercero también a pocos segundos de Lesniak.

“He rendido mejor de lo que esperaba porque tenía muchas incógnitas al comienzo de la carrera, pero he tenido que sufrir mucho, este circuito no te regala nada y los rivales han sido muy fuertes por lo que el triunfo es mucho más meritorio”, confesaba Vaquero nada más bajar del podio.

Entre las féminas la más fuerte fue Anna Wasik. La polaca lo pasó realmente mal durante la segunda parte del recorrido después de haber dominado con solvencia desde el inicio. Pero Wasik estuvo cerca de poner pie a tierra y dejar la carrera cuando agarró una tremenda pájara en el segundo recorrido en dirección a San Andrés. La polaca recuperó un ritmo aceptable para hacer valer la enorme ventaja que llevaba al frente de la carrera y pudo entrar en la meta. Segunda fue Pilar Mahamud, que realizó una carrera notable y acabó por delante de Kamila Perucka, la atleta que completó el podio de la Maratón femenina.

Wasik reconocía que lo había pasado “muy mal” por las condiciones de humedad y de calor y que sólo "la fortaleza mental y pensar en la gente que me estaba esperando en la meta” posibilitaron un resurgir que le permitió acabar primera.

No existen comentarios

Publicar un comentario