Alejandro ÁlvarezAlejandro Álvarez

Mi recuerdo del último juvenil campeón

CAJA_SIETE

Ciudad Deportiva de Geneto. Una tarde de julio de 2008. Rodrí Diaz era el encargado de dirigir al Juvenil División de Honor durante la temporada. Una de las mejores generaciones de la cantera blanquiazul, aterrizaba en la antesala del fútbol regional. Un grupo de futbolistas había arrasado en todas las categorías inferiores consiguiendo registros, hasta la fecha, inigualables. Sus palabras fueron claras: “Si no hago campeón de Canarias a este equipo, no merezco seguir siendo entrenador”.

Han tenido que pasar diez temporadas para repetir éxito. El juvenil A, dirigido por Cristo Marrero rompió, la semana pasada, la hegemonía amarilla una década después. Imposible, para quién escribe estas palabras, no recordar, con emoción y nostalgia, aquella charla de 2008, aquella temporada y aquel grupo de futbolistas y amigos.

Éramos un auténtico equipazo, tanto dentro como fuera del campo. La sensación de complicidad que teníamos en el vestuario era algo inexplicable. El 80% de los futbolistas de aquella plantilla veníamos compitiendo juntos desde infantiles. Jugábamos de memoria. El talento de todos siempre estaba al servicio del equipo. Quizás esa sea la mejor forma de resumir cómo era nuestro equipo, mi equipo.

Ganamos la liga sin conocer la derrota. 5 empates, 6 goles en contra y más de una centena a favor. Como olvidar, aquel partido ante el Puerto Las Palmas (3º clasificado), donde ganamos 1 a 8, en su campo, con más de 500 personas en la grada. El entrenador rival, cuando acabó el partido, entró al vestuario y nos dijo que éramos el mejor equipo juvenil que había visto. Nos quedamos sin palabras. Quizás no éramos conscientes, porque de un modo u otro, éramos humildes.

Nos plantamos en Granada para disputar el Cto de España. Íbamos nerviosos, con la idea de competir, pero sin esperanzas de obtener grandes resultados. El nivel era “top”, además nos tocó compartir grupo con: FC Barcelona y Athletic Club. Ante el juvenil blaugrana (Bartra, Thiago, Dos Santos, Tello…) perdimos 2 a 1, compitiendo a un gran nivel. Ante el Bilbao, empatamos 2 a 2, pero salimos ovacionados de un campo, que vio como tiramos 4 tiros al larguero, fallamos un penalti (mejor dicho: fallé un penalti) y merecimos mucho más. Creo que esa experiencia fue un punto de inflexión. Nos fuimos para casa, pero le perdimos el miedo a competir ante grandes clubes. No éramos inferiores a nadie.

Llegó la Copa del Rey, y para empezar un plato muy fuerte: Real Madrid (Carvajal, Nacho, Marcos Alonso, Chéryshev, Sarabia…). Perdimos 3 a 1 en Valdebebas, pero la Ciudad Deportiva fue una olla a presión. Ganamos 2 a 0 con un gol en el último minuto y pasamos de ronda. Vivíamos un sueño y queríamos más. El sorteo nos emparejó con el Deportivo de la Coruña. Empate a uno en Galicia, para finalmente lograr el triunfo por 2 a 1 (con prórroga incluida) en nuestro fortín de Geneto. Nos plantamos en semifinales ante el Sevilla. Un buen encuentro en la ida, no fue suficiente (2-2), para caer derrotados (4-0) en la Ciudad Deportiva José Ramón Cisneros y poner fin a nuestra aventura convertida en realidad.

La temporada finalizó y cada uno siguió su carrera. Muchos lograron debutar en la primera plantilla blanquiazul y continúan haciendo carrera en el fútbol profesional o semi profesional (Roberto Gutiérrez, Dani Mederos, Bruno González, Ayoze Placeres, Jesús Álvaro, Abel Suárez y Sandro Rodríguez), otros disfrutan jugando en categorías regionales y alguno se consuela con ver el fútbol desde fuera del verde. Pero, hay un denominador común entre todos: El recuerdo de un año inolvidable.

EL_BLOG_DE_CORVINIANO

TAMBIÉN EN ELDORSAL

ATLÁNTICOHOY
1 Comentario
  • Jonay
    Publicado el 20:15h, 04 abril Responder

    Yo sufri a ese equipo siendo rival en el cd laguna. Era una auténtica apisonadora. Jugadores como ayose niels Alejandeo samuel sandro nivel de primera división lastima que solonhaya llegado Bruno. Gran artículo felicidades ale y eldorsal

Publicar un comentario