Luis PadillaLuis Padilla

Mentiras estadísticas

Reza un dicho popular que “hay tres tipos de mentiras: mentiras, grandes mentiras y estadísticas”. Hago mal en recuperar esta frase porque llevo más de treinta años mezclando fútbol, periodismo y estadísticas…que no mentiras. Pero sí es cierto que existen múltiples formas de analizar los datos y que una misma realidad numérica puede interpretarse de diferentes maneras e incluso de formas radicalmente distintas.

Un ejemplo son los trece empates que lleva acumulados el Tenerife en el presente curso, que no sólo conceden al equipo blanquiazul el dudoso honor de ser el equipo ‘más igualador’ del campeonato junto a la UD Las Palmas, sino que, de forma indirecta, le sitúan como el segundo equipo con menos victorias de la categoría, con cinco triunfos, por delante tan sólo del Córdoba (4)… y hasta igualado con el ‘expulsado’ Reus.

Los números también nos recuerdan que el grupo que ahora dirige Oltra es el único que no ha ganado como visitante y que es el segundo menos realizador del campeonato, con 22 goles, superando únicamente al Nástic (17). Eso sí, un análisis de las igualadas permite encontrar un refugio que nos acerca a una versión más real y menos numérica del actual Tenerife: en esos trece empates, sólo una vez se adelantó en el marcador.

O lo que es lo mismo, el equipo blanquiazul tiene una gigantesca resistencia a la derrota y eso le ha llevado a puntuar en muchos ‘partidos perdidos’. El último, el pasado viernes ante el Mallorca. Y a partir de ahí, los números también ofrecen otra verdad estadística: el Tenerife es el undécimo equipo con menos derrotas de la categoría. Ha perdido nueve partidos en 27 jornadas, una cifra que no es de candidato al descenso.

Vamos con ejemplos: Nástic (16 derrotas), Córdoba (14) y Extremadura (14), los tres principales
candidatos al descenso, pierden más de un partido de cada dos. Y hasta el Alcorcón, con diez derrotas, ha sufrido más tropiezos que un Tenerife que no tiene gol, no sabe ganar y es muy poco fiable como visitante. Todo eso es estadísticamente cierto, pero también lo es que presenta una conmovedora resistencia a la derrota.

Y esa seña de identidad, ya se dijo el pasado fin de semana, le ha llevado a puntuar hasta en ocho partidos que tenía perdidos. A partir de esa realidad numérica, los periodistas podemos incidir en las diferentes verdades que nos ofrecen los números (y también las sensaciones futbolísticas). Yo elijo mantener la confianza de un equipo con poco fútbol y menos gol, pero una actitud difícilmente reprochable. Eso sí, también acepto otra verdad estadística: estoy en minoría.

1 Comentario
  • thor 2
    Publicado el 16:49h, 03 marzo

    Miren señores , cuando un .equipo a estas alturas del campeonato está en ese puesto es por los méritos propios del futbol que pone a cada uno en su sitio y dándo gracias que hay tres o cuatro aún peores que este tenerife que nos han montado y que nos ha tocado padecer por que si noooo ………………………….

Publicar un comentario.