Fer PalareaFer Palarea
María José celebra un tanto en el Heliodoro | @jacfotografo

María José Pérez González, orgullo de Tenerife y Canarias

Cobardía, machismo, vandalismo, incivismo... Podremos ponerle todos los calificativos que deseemos, pero lo cierto es que las pinturas con spray sobre la rotulación del nombre del Campo Municipal de Fútbol de Añaza "María José Pérez González" evidencian un problema de educación y valores en la sociedad tinerfeña. La mejor futbolista de fútbol que ha nacido en Canarias, como avala su trayectoria, se merece un reconocimiento en el recinto deportivo donde empezó a demostrar su calidad con el balón en los pies y, seguramente, muchos más actos se sucederán el día que decida colgar las botas. El desafortunado acto de vandalismo que aconteció en la madrugada posterior a la rotulación del campo municipal santacrucero no mancha el nombre de María José, inmaculada dentro y fuera de los terrenos de juego, sino a algún vecino que pone a su barrio, en el escaparate informativo, por un acto injustificable.

Se podrá estar de acuerdo, o no, en la decisión hace tres años de la AD Añaza de que su campo llevase el nombre de una de las jugadoras más ilustres que han militado en el conjunto rojinegro, pero es injustificable atacar el mobiliario o recinto deportivo público , el de todos los chicharreros, con unas pintadas machistas por estar en desacuerdo con esa distinción.

Resulta complicado entender, para aquellos que visitamos ese campo para enfrentarnos a una chica que nos daba un meneo en el centro del campo de la AD Añaza, que se discuta el merecimiento de que este campo lleve su nombre. ¿Se imaginan en Fuentealbilla un acto semejante a Iniesta? ¿O a Silva en Arguineguín o, Pedro Rodríguez en Abades? Suena inimaginable, pero el machismo instaurado, en nuestro deporte, se ve reflejado en estos sucesos.

Algunos se basarán en que María José Pérez González, no ha hecho nada por la AD Añaza, o que se debe a cuestiones políticas. Y se equivocan. No sólo ha hecho por la AD Añaza, que defendió con orgullo jugando en equipos mixtos, sino también por su barrio y por el fútbol femenino en Tenerife. Añaza debe sentirse orgullosa de su paisana, como todos los tinerfeños. Orgullosos de que aquella niña que se ilusionaba dando patadas al balón en el barrio, haya conseguido hacer historia y con sus goles ascender a Primera División al único equipo femenino en Canarias que ha militado en máxima categoría. Debe sentirse orgulloso de que muchas niñas del barrio y, de toda Canarias, quieran ser María José Pérez González.

Y quizás, sí, la respuesta a que no haya hecho más por la AD Añaza también se encuentre en las diferencias de géneros en el deporte. ¿O alguien duda de que si Mari Jose hubiese ganado los millones de euros que gana una estrella de los primeros clasificados en la Liga Santander, no hubiese aportado más a su club de procedencia? Lo cierto, es que quizás olvidan, que para cumplir su sueño, ella que ha sufrido machismo por amar el balón y dedicarse a ello, ha tenido que esforzarse duro, emigrar y buscarse otros trabajos, para llegar hasta lo más alto.

Hoy más que nunca, como rival de pequeños, como chicharrero y como tinerfeño... Orgulloso de María José Pérez González.

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

1 Comentario
  • Gofío Millo
    Publicado el 23:34h, 24 enero Responder

    MARIA JOSÉ PÉREZ GONZÁLEZ es para TENERIFE el ejemplo a seguir de mujer luchadora, fuerte y deportista, además de orgullosos. Las pintadas es debido a la falta de cerebro y cultura. Un cobarde y "un güanajo" como decimos aqui. Hasta diria que quien se atreve a ser tan terriblemente inculto no es de TENERIFE.

Publicar un comentario