Maikel Mesa, jugador de la UD Las Palmas / @jacfotografo

Maikel Mesa: "Me encanta presumir de que soy canario"

El talento corre por sus venas. Maikel Mesa Piñero (La Laguna, 4 de junio de 1991) engrosó el año pasado la lista de futbolistas tinerfeños que han defendido la elástica de la Unión Deportiva. Entusiasta del balón desde que era un crío, su familia y amigos le recuerdan como un enamorado de su deporte.

A través del tesón, Maikel ha sabido esculpir su sueño de futbolista grande. Detesta los tópicos y destila personalidad a cada respuesta para esta entrevista de Manoj Daswani en la revista NT. La conversación con el mediocentro de Las Palmas rezuma fútbol por los cuatro costados.

Maikel Mesa, en un derbi / @jacfotografo

Cuentan quienes mejor le conocen que su idilio con la pelota empezó desde muy crío

"Sí. Y además al lado de casa, donde mi familia y amigos me recuerdan siempre al lado de un balón. Mi primer club fue el Arenas. Era tan pequeño que no podían hacerme ficha, así que entrenaba pero no podía competir".

¿Cuál fue su primera gran victoria?

"De niño, el recuerdo más grato que conservo es un torneo que llevaba el nombre de Rommel Fernández. Quedé máximo goleador y mejor jugador. Fue el primer trofeo que me llevé a casa. Era un campeonato bastante prestigioso porque venían a jugar bastantes equipos de la zona. Y era tan pequeño que creo que el trofeo era más grande que yo (ríe)".

¿Siempre jugó en la misma posición?

"No. Cuando empecé jugaba tirado a banda porque era rapidillo, incluso de delantero porque tenía gol. Fue cuando entré en el alevín del Tenerife cuando me hice mediocentro. Y ahí me he quedado".

¿Qué supone para usted haber vestido la camiseta de los dos equipos más representativos, primero Tenerife y ahora Las Palmas?

"Es algo bonito. Son los dos equipos más grandes de Canarias y es un orgullo haber vestido las dos camisetas. En el CD Tenerife me formé y les estoy agradecido por ello. Y ahora he dado el salto al primer equipo de la Unión Deportiva, que es el otro grande del Archipiélago".

Ha conseguido usted el sueño de hacerse futbolista profesional pero cierto es que no lo ha tenido nada fácil. ¿Llegó a pensar alguna vez que sería imposible llegar a la élite?

"Sí. Siempre tienes dudas cuando las cosas no salen como tú deseas o cuando te dicen que no cuentan conmigo. Fue lo que me ocurrió en el CD Tenerife. Fue un período difícil, donde le di muchas vueltas a la cabeza y pensé que tal vez no estaba capacidado para llegar. Pero aterricé en el Laguna y cambié el chip. Probablemente esa fuera la etapa más importante de mi carrera. Fue el momento que cambió mi forma de pensar y volví a creer en mí".

Osasuna, Ferrol, Miranda de Ebro, Tarragona... ¿Se considera un trotamundos del balón?

"Un poco sí. Y eso que me considero una persona bastante casera. Me gusta estar mucho con mi familia y mis amigos, pero por circunstancias de la vida y porque había que buscarse camino tuve que hacer las maletas e irme fuera. Estuve mucho tiempo en Pamplona, luego seis meses en Ferrol porque fui cedido para allá, a continuación en Miranda de Ebro y por último en Tarragona. Así que evidentemente fue una gran alegría que Las Palmas me propusiera volver a casa. Si hay algún secreto es que nunca perdí la ilusión. Soy bastante cabezón y sabía que tendría que pelear para lograr mi sueño".

Cuénteme qué le pasó en Guijuelo.

"Pues mira. Aquello fue la confirmación de que las segundas oportunidades existen. Yo estaba en el Laguna y tras hacer una muy buena temporada pude acogerme a un convenio que tenían con el Real Madrid para firmar con ellos. Pero resulta que me mandaron cedido al Guijuelo. Llegué y vi que no era sitio para mí. Fue duro. Y tomé la decisión de regresar. Hay quien pudo pensar que era renunciar a mi sueño, pero no fue así. Volví a Tercera y luché para que surgiera otra opción nueva de triunfar. De algún modo fue dar un paso atrás para luego dar unos cuantos hacia delante. Y al final vino la recompensa".

Dicen de usted que es canario por todos los poros.

"Sí, canario cien por cien. Siempre me he sentido orgulloso de que se nombren mis orígenes cuando se habla de mí, por ejemplo en las transmisiones de televisión. Procuro hablar siempre bien de mi tierra y de lo que supone ser de aquí. Mantengo mis costumbres, por supuesto el acento y me encanta aconsejar a los demás que visiten las Islas".

¿Es cierto que los futbolistas canarios son diferentes a los demás?

"Siempre se ha dicho que el futbolista canario tiene ese punto de calidad que a lo mejor no tienen otros. Se dice de nosotros que somos muy de calle. Pero el deporte se está globalizando. Ya hay de todo. Hay jugadores canarios de talento, otros más físicos... Y sinceramente creo que no debiéramos perder esa seña de identidad, pero en todo caso para triunfar no basta solo con la técnica".

¿Qué más hace falta?

"Competir, meter la pierna, ser fuerte anímicamente... Son muchos los factores que hacen falta para triunfar. Y evidentemente también influye la suerte. Hay muchos buenos jugadores que se quedan por el camino. No todos llegan".

Hábleme de sus ídolos. ¿Quiénes son sus referentes?

"Siempre me he fijado mucho en Xavi Alonso porque era un tipo elegante, fino, muy técnico... Y Zidane es el único futbolista del que me he comprado una camiseta. De los jugadores de ahora, Luca Modric me parece formidable".

¿Y entre los canarios?

"Silva y Pedro, por supuesto. Es un orgullo que hayan llegado tan lejos. Lo han ganado todo, hasta un Mundial, y evidentemente son un referente para todos los isleños. Han ido a un sitio, a otro... y han seguido siempre al más alto nivel".

¿Su sueño es jugar en Primera?

"Siempre hay que optar a lo máximo. Yo juego en Segunda y lo que aspiro es a ascender con la Unión Deportiva. Jugar en Primera es por lo que volví y por lo que sueño desde que firmé en Las Palmas. Es una de las cosas que tengo en mente y quiero conseguirlo sí o sí. Soy bastante persistente y ando muy centrado en lo que quiero. Y estoy seguro de que vamos a lograrlo".

¿Qué es lo más sacrificado y lo más grato de la carrera de futbolista?

"Lo sacrificado es perderte fechas significativas y especiales para la gente más cercana, no estar en los momentos importantes de las personas que quieres... Yo echo en falta estar en reuniones familiares y de amigos. Es lo que más me ha costado a mí. También el momento de hacer las maletas e irte. O renunciar también a determinadas cosas que otras personas sí pueden hacer. Pero toca sacrificarlo para mantenerte a nivel profesional. ¿Y lo grato? Que valoren tu trabajo, que puedas ser un espejo donde se miren las nuevas generaciones. Eso es maravilloso. Y la sensación de saltar a un estadio lleno es impagable. Algo inexplicable para quien no sepa qué es ser futbolista".

¿Cuál es el consejo que le ha marcado para siempre?

"Me dijeron: lucha por tus sueños hasta que no puedas más. Y es un consejo que lo llevo siempre conmigo. Si te propones algo, tienes que ir a por ello. No concibo la vida de otra manera".

¿Va a ser el año de Maikel Mesa?

Trabajo y lucho para eso. Tengo muchísimas ganas de hacer las cosas bien desde que puse un pie en Canarias otra vez. Creo que la gente se ha dado cuenta de que volví con máxima ilusión y con ganas de lograr los objetivos. El primer año tal vez fuera de adaptación, pero el segundo tiene que ser el de la confirmación. No miro más allá.

¿Se imagina a los dos equipos canarios en Primera?

"Ojalá. Sería un sueño para todos los canarios. Podemos presumir de uno de los derbis de mayor repercusión y de los más bonitos de España. Y que se jugase en Primera nos engrandecería a todos. Sería una noticia excepcional que los dos clubes pudieran pasear el nombre de nuestra tierra en lo más alto. Ojalá se dé".

Basket Country banner horizontal

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario