Los culpables del naufragio del CD Tenerife ante el RCD Mallorca

Los culpables del naufragio del CD Tenerife ante el RCD Mallorca

El equipo blanquiazul fue superado por su rival en todas las facetas

Por -

La primera derrota del CD Tenerife de Oltra llega como un empujón hacia la cruda realidad. El equipo blanquiazul fue un juguete en manos de un trabajado RCD Mallorca, en todas las parcelas del campo, siendo únicamente capaz de parapetar a su rival en campo propio no más de diez minutos.

Varios son los culpables de un resultado que escuece, y que podría traer consecuencias a corto plazo a nivel deportivo. Esto es, Oltra se pensará dos veces, y tres, el incluir o no una defensa de cinco ante el CD Lugo. En sala de prensa entonó el ‘mea culpa’, pero el tinerfeñismo parece no estar muy de acuerdo en primera instancia. Cada pieza blanquiazul tiene su cuota de responsabilidad en la debacle de Son Moix, algunas de ellas con mayor grado.

Lance del Mallorca-CD Tenerife | @laliga

FRAGILIDAD EN BANDA IZQUIERDA

Héctor Hernández fue superado una y otra vez por una banda derecha bermellona con dos puñales como Aridai y Gámez. Llegó tarde al corte en numerosas ocasiones, y hasta en tres de los cuatro goles se da un mal posicionamiento del lateral vallisoletano, propenso a atacar, pero con serias dificultades para recuperar la posición tras pérdida.

CONFIANZA CIEGA DE OLTRA EN UN ESQUEMA CONSERVADOR

5-2-3, 5-3-2, 3-5-2…los jugadores hacen buenos los sistemas (cuentan los entendidos), pero no parecen ser esquemas que vayan como anillo al dedo a este CD Tenerife. Como solución urgente sí que han dado resultados, y como método continuista no parece contar con atisbo de éxito.

Oltra incluye a laterales que quizá no están hechos para ejercer de carrileros, por lo menos a corto plazo. En una derrota como la de este sábado, muchos se acuerdan de Luis Pérez, y los minutos de la basura que disputó, en lugar de partir de inicio en lugar de Raúl Cámara. Las condiciones del jugador andaluz son más propias de tal rol, que de lateral puro.

NULA MORDIENTE EN ATAQUE

Poco de Naranjo, poco de Malbasic, por no decir ‘nada’. El delantero andaluz se fue diluyendo como un azucarillo en Son Moix, donde se le vio en área rival en una sola ocasión. Cabeceó con potencia en el que pudo ser el 1-1, pero se topó con Reina, y a partir de ahí, de nuevo aparece la versión de jugador timorato en ataque y desquiciado sin balón.

Del mismo modo su compañero de ataque, Filip Malbasic. Pisó el área apenas dos veces, una para disparar cruzado y lejos de los tres palos, y en segunda instancia para asociarse con Paco Montañés. Balance paupérrimo de un jugador que debe cargar con la responsabilidad del gol en un equipo con escasez de arietes.

CERROJO ROTO

Solo una semana después de dejar la portería a cero, Dani Hernández encaja cuatro tantos. Los disparos recibidos desembocaron en cuatro goles, algunos de ellos totalmente evitables como el de cabeza, de Lago Junior.

Y además...

Deje un comentario...

avatar
  Sucribirse  
Notificación de
Simple Share Buttons