Adrián Ortolá, portero del CD Tenerife, en su regreso a los entrenamientos tras el coronavirus

Los cinco hándicaps del coronavirus en el regreso del fútbol

El coronavirus lo paró todo y los perjuicios que genera son incalculables y difícilmente de estimar ante la incertidumbre constante. El mundo del deporte pasó a un segundo plano cuando en nuestro país se contabilizaban por millares el número de contagios y pérdidas de vidas. Con el inicio de la desescalada, y unos datos más esperanzadores aunque con la sombra de un rebrote, algunas competiciones buscan finalizar sus campeonatos. Otras modalidades ya han cerrado sus clasificaciones y planean la próxima temporada. LaLiga Smartbank desea regresar a mediados de junio, pero son muchos los obstáculos que se ha encontrado y que se encontrará.

El confinamiento tiene una factura física y mental

Serán tres meses los que habrán pasado desde el parón del fútbol hasta que se inicie la competición. Un parón que conlleva grandes perjuicios económicos, con muchos ERTE por resolver. Complicaciones en varios clubes de Segunda División del fútbol español y una logística, prácticamente indescifrable en muchos casos, para cumplir con este último tramo del campeonato. En un escenario inédito los profesionales se han visto obligados a realizar sus entrenamientos personalizados en sus hogares y paulatinamente se han podido sumar a la práctica individual y posteriormente colectiva. En ese sentido, el extinerfeñista Víctor Fernández, entrenador del Real Zaragoza, considera que estas limitaciones tienen una "factura física y mental". Considera además que es la gran "incertidumbre con la que se encuentran todos los entrenadores y equipos". Y es que todo comienza de nuevo. Ya no importan las dinámicas que llevaban los equipos, ni el estado de forma.

Lesiones por la inactividad y vuelta a la máxima competición

Los expertos advertían que el parón de la práctica deportiva conllevaría varias lesiones. El fútbol volvió en la Bundesliga, el pasado fin de semana, confirmando todas las hipótesis. Hasta ocho lesionados se contabilizaron en los encuentros de la liga germana. Ni los entrenamientos personalizados, ni una pretemporada exprés puede frenar el riesgo de lesión en una competición profesional. Tampoco la práctica de cinco cambios cuenta con muchos adeptos porque altera la competición y genera varias interrupciones.

Miedo al contagio y exigir garantías sanitarias

Los futbolistas han exigido, como es lógico, que se cuente con unas garantías sanitarias para volver a disputar encuentros al máximo nivel. El caso más sonado fue el de Fali, jugador del Cádiz CF, que llegó a plantearse dejar el fútbol si era necesario, priorizando en su familia. El defensa del líder de LaLiga SmartBank se negó a realizarse, inicialmente, el test del coronavirus y no se ejercitó con sus compañeros. Posteriormente, sí accedió.  Otros compañeros, técnicos y portavoces sí han reconocido que tienen ciertos miedos a contagios aunque la LFP haya tomado las precauciones para que el riesgo sea el menor posible.

Estadios vacíos, pérdida del factor de local

El fútbol no se entiende sin la afición. No lo exponen sólo los propios aficionados, sino los protagonistas. El factor campo pierde valor y sólo estar acostumbrado a esas condiciones y dimensiones del terreno de juego serán las únicas ventajas de jugar como local. Con las gradas vacías, aunque se han intentado implantar medidas para crear animación en las gradas, acabarán con una máxima del fútbol: "La afición es el número 12". Aquellos conjuntos que se jugaban sus objetivos en casa, quizás, se sentirán que todos los partidos son en campo neutro. Una medida que, tal como manifestó el secretario general de la Federación Tinerfeña de Fútbol, Ramón Hernández, podría darse durante todo el 2020.

Un mercado de fichajes sin pagar traspasos

Renovaciones, jugadores que acaban libres, promoción de canteranos y cesiones. Las consecuencias del coronavirus también han cambiado los objetivos de los encargados en confeccionar la próxima temporada. Ya lo admitía el director deportivo del CD Tenerife, Juan Carlos Cordero: "Será un mercado lento, con pocos movimientos. Queremos dar valor a lo que tenemos. Confío en esta plantilla" Su política de fichajes no varía con la de otros clubes de LaLiga SmartBank y es que hasta los grandes transatlánticos del fútbol mundial se verán obligados a utilizar más el cambio de cromos que el talonario.

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

LA_CHACHI
ADIDAS
No existen comentarios

Publicar un comentario