Lo que el empate entre la UD Las Palmas y el CD Tenerife esconde

Tiene que ser muy complicado para el CD Tenerife jugar un partido como el del derbi canario. Por la posición que ocupaba en la tabla clasificatoria antes de empezar la cita, en la zona baja, por no haber conseguido una victoria como visitante hasta la fecha, por lo emocional que supone un duelo ante el equipo amarillo...en definitiva por el contexto en el que llegaba el equipo entrenador por José Luis Oltra.

Por ello, el empate si vivió como una alegría en los jugadores, por conseguir sumar y sobre todo por llegar en el minuto noventa y cuatro. No perder el derbi canario para los dos equipos es una victoria a medias, parece que no deja heridos, pero la realidad es que el partido fue testigo de un CD Tenerife de bajo vuelo.

El poco atrevimiento de los jugadores tinerfeñistas, las imprecisiones, y la poca pólvora en ataque, un mal que lleva arrastrando durante toda la temporada se dejaron ver una vez más, esta vez en el estadio de Gran Canaria. La versión más floja de Milla, Bryan Acosta y Undabarrena, la falta de gol de Nano y Malbasic, la debilidad defensiva manifiesta en el gol de la UD Las Palmas. Todos los males se dejaron ver en un partido que CD Tenerife no mereció empatar.

José Luis Oltra tiene que seguir dándole vueltas a la cabeza para mejorar el rendimiento del equipo con el objetivo de salir de la zona de descenso, porque después del derbi canario hay vida, y como dijo el entrenador valenciano, una vida en la que "habrá que sufrir lo que no está escrito".

No existen comentarios

Publicar un comentario