Lenovo Tenerife Lenovo Tenerife
86-78
Hereda San Pablo Burgos Hereda San Pablo Burgos
El jugador de Lenovo Tenerife Fran Guerra hace un mate ante Hereda San Pablo Burgos | @jacfotografo

Lenovo Tenerife reacciona a tiempo para ganar a Hereda San Pablo Burgos

El Lenovo Tenerife gana el primer partido de la serie de playoffs Liga Endesa ante el Hereda San Pablo Burgos (86-78) gracias a un gran tercer cuarto y saber sufrir en el último. Shermadini, el máximo anotador del partido con dieciséis puntos.

El conjunto local comenzó el partido con mayor determinación y se puso por delante en el luminoso para tomar la iniciativa durante los primeros diez minutos. Su registro anotador lo abrió Sasu Salin desde el triple en la primera jugada, a lo que le acompañó dos puntos de Shermadini (5-0). La aparente timidez de los visitantes acabó con una gran jugada individual de Alex Renfroe, dos más uno (5-3) tras dos minutos de juego.

El Lenovo Tenerife cometió las primeras pérdidas del partido y su rival lo aprovechó para anotar rápido, a la carrera. El tanteo se apretó y apareció la mejor conexión de Liga Endesa, Marcelinho Huertas y Shermadini para mantener a los canaristas por delante. Dos puntos para uno y otros dos puntos para otro (12-7) a falta de 5:41 para cerrar el cuarto. Kravic castigó desde la pintura, puso a los suyos tan solo un punto por detrás pero Shermadini apareció nuevamente para dejar claro quién es el MVP. Cuatro puntos consecutivos del pivot georgiano (16-11) antes de entrar en los últimos tres minutos. Tyler Cavanaugh fue clave en el rebote ofensivo, subió la intensidad aurinegra y llevó al equipo de Peñarroya a las cinco faltas. Una muy buena defensa de los de casa evitó el triple burgalés para poner el punto y seguido al partido (19-14).

Bajo la dirección de Bruno Fitipaldo el equipo de Txus Vidorreta tuvo dificultades, también por la subida de intensidad de Hereda San Pablo Burgos, que en menos de dos minutos ya se puso con tres faltas. Los triples llegaron al partido, primero Charles Jenkins y luego Omar Cook, que respondió otra vez el primero para (25-19) con 7:30 para llegar al descanso.

Entre Alex Renfroe y Omar Cook dinamizaron el juego de Hereda San Pablo Burgos y encontraron tiros liberados desde el triple de sus compañeros pero no estuvieron acertados. Bruno Fitipaldo sí que lo estuvo desde la larga distancia (32-25), a falta de 4:35. A través del rebote ofensivo, los visitantes volvieron a apretar el marcador. Una canasta desde el tiro libre de Salvó puso la diferencia a un solo puntos (32-31). Tyler Cavanaugh firmó muy buenos minutos finales, en el rebote y asistiendo a sus compañeros, lo que sirvió para llegar con cierta ventaja al descanso (45-42). En los segundos diez minutos, el gran trabajo sobre Shermadini tuvo premio.

Las imprecisiones llegaron en el arranque del tercer cuarto pero Lenovo Tenerife supo manejar mejor la situación. Tras dos minutos de juego, un parcial (5-0) para conseguir ocho puntos de ventaja. Un triple de Bruno Fitipaldo llevó la distancia a más de diez puntos (53-42), mientras que Hereda San Pablo Burgos no había conseguido anotar. La sequía la paró desde el tiro libre Salvó (53-44), con 6:48 por disputarse para finalizar este periodo.

Peñarroya intentó desde el tiempo muerto reactivar a su equipo pero los de aurinegro supieron jugar con la ventaja en el luminoso, efectivos en ataque y sólidos en defensa, sin desgastar a sus hombres más determinantes. El base brasileño notó la debilidad en el rival y fue sin piedad. Canastas sobresalientes y asistencia que son pura magia llevaron la máxima al marcador (64-50) a falta de 3:27. Al final del cuarto, el Lenovo Tenerife mandaba por once puntos (66-55).

El equipo local entró con mal pie en los últimos diez minutos. Sin anotar tras dos minutos de juego llegaron las dudas. Mientras que Sergio Rodríguez perdonó dos triples liberado Benite anotó de tres para el (66-61). Txus Vidorreta puso sobre la pista al quinteto inicial en busca de buenas sensaciones y puntos. Shermadini anotó tras rebote para romper la mala racha (68-61). Omar Cook apareció para liderar y llegó el empate a falta de 6:00 (68-68). Inexplicable la caída del Lenovo Tenerife.

Kravic desde el tiro libre puso a Hereda San Pablo Burgos por delante por primera vez (68-70). Aaron Doornekamp encendió la luz para los canaristas con un triple para devolver la iniciativa a su equipo, y la puerta se abrió a un final muy ajustado. Lenovo Tenerife se levantó a tiempo y consiguió la victoria gracias a una intensidad defensiva muy alta (86-78).

Basket Country banner horizontal

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

1 Comentario
  • Rebeca Montesdeoca
    Publicado el 23:21h, 01 junio Responder

    Nooooooooooo ..... casi nos da un infarto. No puede este Equipo perder los balones con tanta facilidad. Estuvimos a punto de meternos por la tele. Con una ventaja tan amplia no pueden relajarse tanto hasta perder la diferencia en un plis plas y empatar. El Lenovo Tenerife es más .... aguerrido y exigente.

Publicar un comentario