El central del CD Tenerife Alberto pugna con un rival por vía áerea / @laliga

Las notas del CD Tenerife en el feudo del Alcorcón

DANI H. (7)

Cada una de sus intervenciones, de mérito, en especial dos estiradas que mantuvieron vivo a un equipo que se hallaba atascado de ideas. Vuelve a ser el de casi siempre.

LUIS PÉREZ (6)

Flojo en tareas defensivas, combativo y atrevido en campo rival, como de costumbre. Sufrió con el vértigo de la banda izquierda local.

HÉCTOR HERNÁNDEZ (7)

Indiscutible en el once, despliegue físico encomiable. Con carencias en el repliegue, un auténtico búfalo con balón dominado por el carril izquierdo.

JORGE SÁENZ (6)

Mucho trabajo ante un Muñoz, un delantero muy incómodo. Salió airoso en dicho duelo, se va con la selección sub-21 con buen sabor de boca.

ALBERTO (5)

Una rigurosa mano pone el foco sobre su figura. No pasa por un buen momento, pero Oltra confía ciegamente en sus aptitudes. Sigue ganándole la partida a dos Santos y Ruiz.

MILLA (7)

Comandante en zona central. El timón que dirigió con suficiencia al equipo, como venía siendo habitual. Necesita ser más protagonista con balón dominado.

RACIC (7)

El mediocentro serbio ocupó una gran parcela en su habitual cometido de echar el lazo a cualquier balón que pasara por territorio central, aunque se mostró intermitente. Su ‘sangre’, contagia.

LASSO (6)

Participativo y con claridad de ideas. Uno de los sacrificados en busca de la remontada, sustituido justo cuando adoptaba un rol protagonista, aunque a cuentagotas.

SUSO (6)

Si no está acertado en ataque, siempre compensa con su habitual pundonor. Ha bajado un pistón en cuanto a rendimiento, pero su compromiso es total, inamovible en el once. El alma.

MONTAÑÉS (5)

Muchas ganas, mucho derroche en su vuelta al once. Se le hizo largo un partido con mucha fricción y por momento de alta intensidad. Apenas fue protagonista con balón.

MALBASIC (6)

En su línea, mucho ímpetu, cero determinación. Sigue negado cara a gol, por no decir que apenas pisa área rival ni siquiera ejerciendo de punta de lanza.

CONIGLIO (5)

Un intento de revulsivo, que no resultó tal. Su participación se limitó a un trabajo a un trabajo sin balón oscuro y sin traascendencia alguna.

NANO (7)

Le hacía falta anotar, de la manera que fuese. Cabezazo que hacía justicia, que supone una carga de oxígeno para un jugador que atravesaba un momento personal muy delicado.

NARANJO (5)

Tuvo la opción de anotar el 1-2, le faltó tiempo para ser decisivo, y se le vio implicado atrás. Último revulsivo blanquiazul.

No existen comentarios

Publicar un comentario