Las claves del Lorca FC, rival del CD Tenerife

TEXTO: ALEJANDRO LUIS ROLO 

El Tenerife viajó al sureste de España, concretamente al Alto Guadalentín. Lorca, ciudad de predominio barroco, es conocida mayoritariamente por la Fortaleza del Sol, un castillo que convirtió a la ciudad en un punto inexpugnable. No tan distinguido es el Lorca FC, pero es un club que, a medida crece, consigue más afiliados.

En el banquillo local estará un viejo conocido por la parroquia blanquiazul, Curro Torres, que el curso pasado se quedó a punto de llevar al Valencia Mestalla a la Segunda División. En la temporada vigente, debuta en la categoría de plata como técnico. Y lo hace con muchos integrantes de su guardia del filial valencianista en la medular, con jugadores que en las últimas temporadas han estado presentes en la entidad del Turia: Tropi, Nando, Sito y Eugeni Valderrama.

LA FALTA DE GOL, UN LASTRE 

Hasta el momento, el conjunto que dirige Curro Torres no ha logrado encontrar el punto de equilibrio entre el buen juego y los resultados positivos. Pese a realizar una grata práctica de fútbol, no terminan de explotar su mayor hándicap: el gol. Normalmente, los recién ascendidos a la Segunda División sufren en tareas defensivas pero, en este caso, como en la categoría en general, es el apartado goleador lo que se cotiza al alza.

OJO A LA HABILIDAD DE NOGUERA Y NANDO

Bajo el 4-3-3 se funden dos aspectos importantes en la filosofía de juego del Lorca FC: ritmo alto y presión en todas las líneas. El conjunto de Alto Guadalentín cuenta con jugadores de gran calidad técnica e individual. Tanto Eugeni como Javi Muñoz son los encargados de generar el juego por dentro, mientras que Noguera, que es ambidiestro, y Nando aprovechan su gran capacidad de desborde y verticalidad para causar estragos por fuera. Además, es un equipo que genera muchos desequilibrios con las incursiones de Pomares en banda izquierda. Sin embargo, pese a que exista un gran equilibrio en el ataque, no hay un goleador nato que se cargue los goles a la espalda.

Defensivamente, el Lorca FC cuenta con dos centrales de gran envergadura. Fran Cruz y Markus Holgersson fornidos y altos. Tienen muy buen juego aéreo pero, al mismo tiempo, son bastante lentos y ortodoxos con el cuero en su poder. Los laterales Pomares y Adán no suelen cuidar mucho su espalda y se incorporan al ataque con mucha frecuencia. Por lo que la presión del Tenerife en campo contrario, la movilidad de los jugadores blanquiazules y los balones al espacio generarán mucho peligro. Este sábado, a las 19:00 horas, seremos testigos de si finalmente el Lorca FC hace de su estadio una Fortaleza del Sol o, si por el contrario, el equipo que dirige Jose Luís Martí logra conquistar otro feudo visitante, el Francisco Artés Carrasco.

Los jugadores del CD Tenerife celebran un tanto lejos del Heliodoro | José Martínez

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

No existen comentarios

Publicar un comentario