Las claves del CD Tenerife - Real Oviedo, un duelo directo entre históricos

Ale Luis Rolo | Santa Cruz de Tenerife

"Tienes manos delicadas y largas falanges. Son manos de pintor”, dijeron cuando nació Miguel Ángel . Quién le iba a decir a aquel deficiente, del que se reían en clase, acabaría siendo universitario a los 10 años. Esta historia inverosímil guarda cierta semejanza con la trayectoria vigente del CD Tenerife; ya no es aquel equipo endeble, tétrico y sin fe en sí mismo que nunca se recomponía de los revés encajados. Este viernes, en su feudo, tendrá una cita con una reválida a la fase de ascenso.

En frente, un examen duro, de nivel, con tintes históricos: el Real Oviedo. El conjunto que dirige Juan Antonio Anquela se encuentra en uno de los momentos más arduos de la temporada. Los resultados no están terminando de consolidar el buen juego y la filosofía que ha instaurado, en el cuadro carbayón, el natural de Linares. Ahora, navegan dentro de un remolino de dinámicas y sensaciones negativas y se han topado contra un volcán que está en plena erupción.

TRES CENTRALES, UN MURO DIFÍCIL DE FRANQUEAR

Bajo el 5-3-2 se nutren los fundamentos y competencias de los ovetenses. Defensivamente trabajan bastante bien las basculaciones y la presión en campo rival. Hablamos de un símil de un acordeón. Es lo que les toca, pues al ser un equipo abierto, deben de cerrar los máximos espacios que surjan en el interior de su estructura. Al usar las bandas para las incorporaciones ofensivas de los carrileros, que se transforman al uso, pasando del lateral al extremo con bastante frecuencia, no solo rompen la espalda de sus marcas, sino que los extremos modifican su posición pasando a otra más central, siendo más medias puntas, más volantes. Ahí, tanto Aarón Ñíguez como Saúl Berjón se mueven de escándalo, en su salsa, en su patio de colegio.

Lance del Oviedo-Tenerife de la primera vuelta | @laliga

FOLCH, UN BALUARTE QUE NO JUGARÁ POR SANCIÓN

Los tres centrales y los tres pivotes del medio trabajan de forma paralela y ordenada. Hablamos de un equipo muy disciplinado, de ideas claras y solidario tanto en un área como en la otra. El conjunto carbayón es muy físico, así como sacrificado De hecho, también, dispone de buenos guantes, de buenos centradores, que nutren de caramelos a las torres de las que dispone el Real Oviedo. No obstante, este viernes tendrán la baja de Ramón Folch, el faro de Alejandría del cuadro que dirige Anquela, el punto neutral, donde se gesta el ataque y se forja la defensa. Mientras, McDonald Mariga gana enteros para ocupar el puesto vacante. El centrocampista keniata podrá volver a la titularidad tras haber salido del equipo y verse relegado por el buen rendimiento ofrecido por la pareja que formaron el jugador catalán y David Rocha.

El Heliodoro será el lugar elegido bien para que los pupilos de Joseba Etxeberría se comiencen a creer que, en realidad, sí son capaces de pintar la temporada con el mismo lienzo de la Capilla Sixtina o bien para que los carbayones se salven de una tormenta de resultados perjudiciales.

No existen comentarios

Publicar un comentario