La plantilla del CD Tenerife está con ganas de volver a sumar victorias y asegurar la permanencia cuanto antes | @jacfotografo

Las cinco claves a tener en cuenta en el regreso de LaLiga SmartBank

Mientras otras competiciones o modalidades deportivas decidieron dar por terminados sus campeonatos, LaLiga se resistió a que el frenazo por el coronavirus fuera definitivo. Tebas aseguró, por activa y pasiva, que la competición se finalizaría y tras varios desencuentros con RFEF y la AFE, y la mejora por el confinamiento hará realidad su deseo la próxima semana. Vuelve LaLiga Santander y LaLiga SmartBank. Y lo hará con novedades a tener en cuenta, que generan unas claves para afrontar el campeonato con garantías.

La importancia de las rotaciones y buena gestión de la plantilla

La máxima en el fútbol de que "lo que sirve no se toca", no se podrá llevar a cabo en este campeonato exprés. En LaLiga SmartBank se tendrán que disputar 11 encuentros en un periodo de poco más de mes. Viajes chárter, traslados, entrenamientos sin tanto descanso. Será necesario una buena gestión del vestuario. Rubén Baraja necesitará no sólo pensar en el próximo encuentro, sino en gestionar sus recursos. Sin ir más lejos, el viernes 12 jugará ante el CF Fuenlabrada, pero sólo 72 horas después tendrá un duro encuentro en el Heliodoro ante el Málaga CF. Las rotaciones no son una opción, sino más bien una obligación para prevenir lesiones. Rubén Baraja deberá dosificar sobre todo a sus veteranos como Aitor Sanz, Suso Santana, Carlos Ruiz...

Posibilidad de realizar cinco cambios

La normativa ha sido modificada y se permitirán hasta cinco cambios por equipo. El cansancio acumulado y el periodo veraniego en el que se disputará la competición ha ocasionado que se tome esta medida. Una medida para gestionar la plantilla, pero también los ritmos de partido y las posibilidades en función del resultado. Iker Undabarrena, en la entrevista concedida a ELDORSAL.com, ya adelantaba que se abre un abanico de posibilidades ya que "si vas perdiendo o empatando y necesitas ganar, metes cambios ofensivos. Si te pones por delante puedes hacer un cambio defensivo para aguantar el partido. Te da varias posibilidades". Una medida que algunos han aplaudido y otros han considerado que les perjudica.

Precaución ante el riesgo de lesiones y contagios

A pesar del plan específico de entrenamiento que han desarrollado individualmente los futbolistas durante el confinamiento, casi no han tenido tiempo de retomar los entrenamientos grupales. Los ejercicios de estas semanas podrían asemejarse a una pretemporada exprés, aunque no se han permitido los amistosos para conseguir ritmo de competición, como demandaba, entre otros, Rubén Baraja. En la primera jornada de la Bundesliga hubo varias lesiones y ante esta circunstancia, y un repunte de contagios ya que se trata de un deporte de contacto, clubes como el Málaga CF han solicitado un cambio de normativa en una petición formal a la RFEF para eliminar la obligación de que 7 jugadores con ficha profesional estén presentes en el terreno de juego.

El calor, un obstáculo a tener en cuenta

En ciertas provincias de España las temperaturas en julio podrán superar los 30 grados y acercarse a los 40. El CD Tenerife deberá visitar zonas como Almería o Cádiz, además de los encuentros por en la Isla. Sin embargo, los tinerfeñistas no se esconden. Saben que esos condicionantes son para ambos conjuntos y no buscan excusas. Eso sí, las pausas por hidratación serán obligadas en varias ocasiones e, incluso, reprogramar partidos en franjas horarias en las que el sol no pueda suponer un problema la práctica deportiva.

Dinámicas, estados de ánimo, pérdida del factor cancha...

Impredecible. La competición se inicia desde un punto y seguido con tintes de a parte. De nada sirven las dinámicas, los estados de ánimo o de forma que se encontraban las plantillas en marzo. Estamos en junio y todo vuelve a comenzar. El CD Tenerife visitará Fuenlabrada sin su dinámica alcista frente a un club que había cambiado de entrenador para el duelo ante los tinerfeños. La dinámica positiva de los isleños, que se alejaban del descenso y miraban de reojo el playoff de nada serviría con un par de resultados negativos que les volvería a sentir el calor del infierno de la Segunda División B. Además, se pierde el factor Heliodoro. Salvo cambio de decisión del CSD, en colaboración con LaLiga, RFEF y el Gobierno, los locales sólo tendrán la ventaja de conocer mejor su terreno de juego, pero se verán obligados a esta política de "Gradas Vacías". Los factores cambian y, como en todo cambio, ganarán los que antes se adapten al cambio. 

Basket Country banner horizontal

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario