María José UDG Tenerife Real Betis
UDG Tenerife UDG Tenerife
1-0
Real Betis Real Betis
Las guerreras quieren seguir sumando de 3 en el Heliodoro | @jacfotografo

La UDG Tenerife persiste y se lleva la victoria ante el Real Betis

La UDG Tenerife volvió al Heliodoro en la fiesta del fútbol femenino en la capital tinerfeña. El Real Betis no quiso ser el invitado a la fiesta en el regreso del fútbol de Primera División al recinto santacrucero. Tinerfeñas y andaluzas intentaron, en todo momento, llevarse la victoria, pero la gran actuación de las porteras, la falta de puntería y los palos evitaron los goles hasta que en el tiempo añadido, como en la anterior visita de las guerreras al Heliodoro, Martín-Prieto certificase la victoria isleña.

Las tinerfeñas gozaron de las mejores ocasiones en los minutos iniciales. Allegra, a los 5 minutos, ya avisaba que en Canarias se disfruta del fútbol ofensivo. Su disparo salió cruzado en el primer intento local. David Amaral tiene claro que a su equipo le gusta combinar y llevar el dominio del partido. Dotó el centro del campo de jugonas, con unas colosales Eva Llamas y Patricia Hernández moviendo al equipo. Las locales seguían intentándolo y el Heliodoro se despertó con dos balones a la madera. Primero, Natalia casi consigue un córner olímpico (demostración a José María García de que no sólo llegan al área las jugadoras sino que además con esa precisión) pero su centro se encontró con el larguero, el rechazo lo intentó aprovechar Ana y también se encontró con el palo en su lanzamiento cruzado.

El Betis no quería ser espectador del caudal ofensivo de las tinerfeñas. Dieron por perdido el balón, limitándose a defenderse y salir a la contra con mucha velocidad. En una contra, se encontraron con el muro brasileño que habita en la isla. Aline Reis se estiró a contrapié y se estiró para, a mano cambiada, evitar el primero de la tarde en el coliseo tinerfeño. Las tinerfeñas tuvieron que intensificar en defensa y en una de las jugadas Raissa cayó lesionada, abandonando el estadio en camilla, tras una actuación defensiva. Allegra, la que más ocasiones tuvo en el primer tiempo, volvió a tenerla tras un sobresaliente pase entre líneas de Eva Llamas pero la serbia volvió a cruzar en exceso cuando el Heliodoro ya cantaba gol.

Dos cabezazos de las visitantes Ana Hernández y Fedorova volvieron a recordar a las tinerfeñas que las béticas no venían de vacaciones a la Isla. El primero salió rozando el palo y el segundo se estrelló en el palo al borde del descanso.

El Real Betis se sacudió la presión y el dominio en la segunda mitad. Se igualaron las fuerzas y las andaluzas también quisieron ser protagonistas con el balón.  Se crearon espacios y las ocasiones se sucedieron para ambos conjuntos. La más clara de las béticas tuvo lugar a los 69 minutos, cuando Priscila Borja encaró, en uno contra uno, a Aline Reis. "¡Vaya muro, es imposible batirla!" habrá pensado la delantera visitante, que vio como la sudamericana le rebañó el balón tirándose al suelo. Los 1347 espectadores se levantaron de júbilo en sus asientos en el Heliodoro ante la actuación de la guardameta brasileña. Eva Llamas, tras una gran jugada personal, y Martín Prieto respondían intentando evitar el 0-0 inicial, pero en la portería bética también Gerard mostraba su mejor versión.

Partido roto. Muchos metros para ambos equipos y el cansancio haciendo mella. Ambas escuadras fueron a por la victoria. Sin especular, e intentando por la vía rápida, anotar un gol que parecería definitivo. Mari Jose, en dos ocasiones, y Martín-Prieto lo intentaban, también con la fortuna esquiva. Una fortuna que tampoco sonreía a las béticas.

Y volvió a conseguir la victoria la UDG Tenerife en el tiempo añadido. Como hiciese con un tanto de Paloma Lázaro en la temporada pasada, en esta ocasión Martín-Prieto dejó los 3 puntos en la isla, por el júbilo de un Heliodoro que volvió a disfrutar del fútbol al máximo nivel.

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

ADIDAS
No existen comentarios

Publicar un comentario