Luis PadillaLuis Padilla
El portero del CD Tenerife Dani Hernández / @jacfotografo

La montaña rusa

CAJA_SIETE

Del blanco al negro y del negro al blanco. Así viajan los juicios acerca del Tenerife 18-19 casi desde que
empezó la temporada. Con pocos claros y muchos oscuros, sin duda, pero, en todo caso, sin pasar casi
nunca por los grises. Y la tentación, en una situación así, es culpar a los analistas por carecer de un
criterio firme. No seré yo quien defienda al gremio de ‘opinólogos’, pero creo que en este caso hay que ser condescendientes con ellos (con nosotros). Porque lo desconcertante no es lo cambiantes que han sido los juicios… sino lo cambiantes que han sido el Tenerife y la propia Segunda División a lo largo del presente curso.

“La semana pasada parecía que descendíamos y ahora lees a algunos y da la sensación de que vamos a jugar los playoffs. Ustedes los periodistas…“, me dicen varios aficionados, que igual concluyen la frase con un suave “son unos veletas” o con un más duro “no tienen ni idea”. Sin desmentir a estos seguidores blanquiazules, que también tienen derecho a juzgarnos, hay que concluir que, en este caso, los periodistas somos inocentes. Y que son el Tenerife y la Segunda División los que merecen el calificativo de veletas; o los que no tienen ni idea de lógica y se empeñan en romper pronósticos en una categoría plagada de sorpresas.

Porque la realidad –y no el juicio de un ‘opinólogo’ u otro– era la que invitaba la semana pasada al pesimismo. Un vistazo a la clasificación obligaba a estar al menos “muy preocupado”; y un análisis del juego del Tenerife invitaba a la crítica dura, no tanto por una mala actitud de la plantilla, sino por su escasa capacidad goleadora y por sus limitaciones en varias posiciones. Ahora, acabado el partido de Majadahonda, la tabla permite esbozar una (pequeña) sonrisa y el juego blanquiazul hace creer que el grupo dirigido por Oltra –qué cara de sufrimiento la suya en el banquillo– puede alcanzar la permanencia sin excesivos agobios.

Aunque todos estos juicios pueden cambiar en una semana. Porque, pese a los tres tantos marcados en Majadahonda, la escasa capacidad goleadora del Tenerife se mantiene y sus limitaciones en varias posiciones no han desaparecido. Eso sí, el equipo blanquiazul volvió a demostrar este sábado que es un grupo unido y comprometido, premisa inicial sobre la que es imprescindible construir cualquier juicio.

Sin actitud, nada es posible; y el colectivo que dirige Oltra –con sus errores, despistes y alguna desconexión– va sobrado de ganas. Y además, tiene algunos futbolistas que están ofreciendo su mejor versión en esta fase de la temporada.

¿Nombres? Dani, Jorge, Milla, Malbasic… Estuvieron bien el sábado y llevan varias semanas a un nivel muy alto. Y como ellos constituyen la columna vertebral del equipo, su presencia anima a pensar que al Tenerife 18-19 no le van a pasar por encima. Podrá atravesar dificultades, pero va a tener opciones. Y más, si a ese grupo notable se unen jugadores como Dos Santos o Lasso, que en Majadahonda dieron un paso al frente. ¿Será suficiente? Creo que sí, pero dependerá de lo que pase en las áreas. Y ahí, el grupo de Oltra no es fiable. Carece de contundencia cerca de Dani y de puntería junto a la portería adversaria.

Así que no se extrañen si la próxima semana lo volvemos a ver todo negro. De la montaña rusa es probable que no nos bajemos hasta la última jornada. Pero la culpa es del Tenerife y de la Segunda División, no de los ‘opinólogos’.

EL_BLOG_DE_CORVINIANO

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

ATLÁNTICOHOY
No existen comentarios

Publicar un comentario