La grave crisis del CD Tenerife, lo que nadie cuenta

La grave crisis del CD Tenerife, lo que nadie cuenta

El cargo de director general vuelve a quedar vacante ante la inminente salida de Rodríguez Zaragoza

Por -

Grave crisis en el seno del CD Tenerife con la salida de Pedro Rodríguez Zaragoza de la dirección general. Según ha trascendido, su salida se produce porque el presidente se negaba a los cambios drásticos que el alto cargo blanquiazul quería introducir, pues había llegado a la conclusión de la conveniencia de un giro en la gestión del representativo.

En una posición muy delicada vuelve a quedar Javier Armas Padilla, director de Comunicación. A él se le señala como uno de los grandes lastres del club.  Así lo entienden algunos accionistas de referencia del club, pero además desde hace años. Ya durante la última estancia del Tenerife en Primera División, Amid Achi se quejó de que no se había preparado desde el área de Prensa y Relaciones Externas el decisivo último partido en el Heliodoro (contra el Almería) como correspondía a una cita de tan gran calado. Apuntó a Armas, pero Concepción le mantuvo en el cargo.

Zaragoza junto a Miguel Concepción
Rodríguez Zaragoza saldrá del CD Tenerife el próximo 31 de julio | @Jacfotografo

Por aquel entonces, el expolemista (fue contertulio de Radio El Día) vivía un momento difícil con la incorporación a su departamento -sin consultarle a él y sin que Concepción se lo comunicara personalmente- del periodista Carlos Jorge como número dos. Fue Nacho Abad, secretario general, quien le dio la noticia mientras Armas estaba de vacaciones en el extranjero.

Durante sus años en el área de Prensa, los errores han sido manifiestos, pero nunca se ha visto tan contra las cuerdas como ahora. Primero se filtró el contenido de la campaña de abonos y luego el lema. Desesperado, Armas trató de contactar con los responsables del ‘spot’ para pedirles disculpas por la filtración, pero al dar excusas apuntó directamente a JFT. “Creemos que ha sido la agencia”, dijo. Y su mensaje no ha gustado nada a otro de los principales accionistas del club. Así se lo han hecho saber a Concepción en los últimos días.

Cuestionado por todos, incluso desde dentro, a Armas solo le sostiene el apoyo único de Concepción. Para el presidente, es más un asistente personal que un jefe de prensa. Cuentan quienes han asistido a diversos actos en la finca privada del empresario palmero, que Armas hace de todo: sirve la comida, pone el vino, hace de conductor y hasta le lleva las maletas. Tal es su lealtad, que el presidente obviamente se opone a su destitución o reubicación. 

Ya el año pasado, Víctor Pérez Borrego se planteaba cambios importantes en la estructura de altos cargos, pues ésta había quedado anquilosada. Nada más aterrizar, Concepción le había dado la opción de prescindir del gerente, Juan Amador, justamente cuando se producía su llegada a la dirección general. Pero Borrego decidió darse un tiempo prudencial y esperar al menos un año para acometer una remodelación que sí iba a producirse en verano de 2017, probablemente con la salida de Armas de la dirección de Comunicación y su traslado a otro departamento. Entonces como ahora, el extertuliano se salvó in extremis.

Rodríguez Zaragoza también quería hacer cambios importantes y no le han dejado. Así que se va. Tenía dos opciones: quedarse como un elemento decorativo (solo para las fotos) o marcharse. Ha optado por lo segundo. Quien venga a ocupar su lugar ya tiene claro que no podrá con la guardia pretoriana de Concepción, la triple A (Armas, Amador y Abad). Son intocables. Eso sí, alguno de ellos queda con el crédito bajo mínimos y con algunas preguntas por responder. En este tiempo en la dirección general, a Zaragoza le dio tiempo para detectar algunos comportamientos extraños.

Hace solo unos días pillaron a Armas filtrando datos sobre el fichaje del tanzano Chilunda a un periodista por vía telefónica; o dando indicaciones al responsable de un digital para rebatir algunas críticas que se estaban produciendo en Twitter acerca de la ya filtrada campaña de abonos. Hay más. ¿Por qué el club cedió las claves de la cuenta de Twitter del Tenerife al periodista de un medio digital afín al club durante la fase de ascenso del filial? ¿Se adjudicaron a dedo las ‘fan zone’ a la empresa de un amigo personal de Javier Armas en condiciones presuntamente ventajosas? No parece probable que Rodríguez Zaragoza tire de la manta. Se irá, seguramente sin hacer ruido, el próximo 31 de julio. No hay pistas sobre un posible sustituto.

Y además...

Simple Share Buttons