La fuerza de la radio

Les hablo a corazón abierto. O mejor dicho, con el micrófono encendido. Como si la luz roja del estudio estuviese todavía prendida. En tiempos de ruido y confusión, es una bendición hacer radio y hacerla desde la libertad. En el mejor sitio posible, que para mí es la SER. Radio Club Tenerife, que es de la Isla también una de sus banderas.

En días como éste les confieso que es un privilegio sentirnos escuchados, tan tenidos en cuenta, bendecidos por la compañía que nos brindan nuestros oyentes. La sensación de ser multitud la teníamos desde hacía tiempo. Y lo comentábamos en la redacción y entre compañeros. Era contar cualquier noticia y saber que generaría un largo debate, que se ocuparían de ella otros medios de comunicación casi de forma inmediata -aunque fuese para desmentirla- o que daría de qué hablar en las redes sociales. Así que es un estímulo extraordinario que esa impresión ahora la refrenden (a lo grande) los datos de audiencia.

Vaya por delante que estas líneas las escribo desde la gratitud. Para los que tenemos un micrófono al alcance de la boca, no hay mayor satisfacción que esa. Saber que te escuchan. Que hay alguien al otro lado. Cuando no es solo uno, sino más que un Heliodoro entero, entonces la responsabilidad es enorme. Lo repito cada vez que sale el Estudio General de Medios, que esta vez nos otorga un registro histórico (31.000 oyentes, que convierten a 'Radio Club Deportivo' en el programa más oído del dial): los números no son para presumir. Y sí un espaldarazo para seguir adelante.

Cuando me preguntan si no sería más fácil hacer un periodismo a la carta (a gusto de los que mandan en los altos despachos de los clubes de los que hablamos a diario) respondo que sería muy cómodo pero también muy irresponsable. Es más áspero y está repleto de espinas ejercer la profesión desde un perfil más crítico. Porque siempre fue más útil poner la luz sobre las suciedades que oculta la alfombra; que esconderlas para que no se vean.

El CD Tenerife, que es el equipo de fútbol que ocupa tantas horas de radio de las que hacemos cada año y cada temporada, merece que se haga un periodismo comprometido de verdad. Y que exija de sus dirigentes una forma de gobernar distinta, de la que podamos sentirnos orgullosos. Nosotros, a este lado de la radio, sí nos sentimos felices de contar lo que pasa tal cual ocurre. Pese a los vetos y las complicaciones de resultarles incómodos, pero seguros de que la crítica les hace crecer (y es buena para todos). Convencidos de que la radio y su fuerza siguen más vivos que nunca, permítanme brindar por los que la escuchan. Y darles las gracias, porque sin ellos seríamos la nada. Como un cero a la izquierda.

Basket Country banner horizontal

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

2 Comentarios
  • alevazmach
    Publicado el 09:31h, 29 junio Responder

    "Pese a los vetos y las complicaciones de resultarles incómodos, pero seguros de que la crítica les hace crecer (y es buena para todos)" Cuando a ti te hicieron jefe de deportes de Radio Club el Tenerife estaba en primera y casualmente con tu llegada acumuló dos descensos consecutivos y no hemos vuelto a pisar la primera divisiòn. Ayudar lo que se dice ayudar no ayudas nada, más bien lo contrario

  • Rubén
    Publicado el 19:19h, 29 junio Responder

    Grandes!!! Una emisora que dice las cosas como son y que nos tiene al tanto de cómo va el club de nuestros amores! Gracias por esas horas de radio y esos momentos buenos y malos, gracias tanto a ti, como a Domingo, Skale, Gustavo.... y de los que me olvido! Y a seguir siendo los mejores! Y siempre tete! Adelante sin temor a la meta final 🏴󠁧󠁢󠁳󠁣󠁴󠁿🏴󠁧󠁢󠁳󠁣󠁴󠁿🏴󠁧󠁢󠁳󠁣󠁴󠁿

Publicar un comentario