La de la UDG Tenerife, una defensa versátil y sólida

Solidez y contundencia. Son dos de las muchas aptitudes que ha logrado forjar el equipo que dirige Toni Ayala en su retaguardia, a lo largo de su breve pero intensa etapa en Liga Iberdrola. Con dos jugadoras por puesto y una destacada versatilidad, la UDG Tenerife cuenta con una defensa muy completa, más compensada que nunca.

La vuelta de Natalia Ramos, la llegada de Aleksandra y el regreso a los terreno de juego de Andrea Marrero, factores clave para analizar la zaga blanquiazul, capitaneada por Cindy García, y secundada por la experiencia de Patri Gavira y la virtud en forma de anticipación de Jackie Simpson.

Simpson y Gavira celebran un triunfo ante el FC Barcelona | @ivangg_tfe

ADAPTABILIDAD A DISTINTOS SISTEMAS DE JUEGO

3-5-2, 5-3-2, 4-4-2...Ayala maneja diversos registros, aunque el primero en discordia es el que le ha llevado al éxito total. Con Estella y Pisco como principales estiletes en los carriles desde el ascenso a Liga Iberdrola, destaca por la profundidad y el despliegue físico con el que suelen desempeñarse las guerreras. Llevan la etiqueta de titulares, pero sus posibles sustitutas vienen pidiendo hueco. Es el caso de Aithiara, Aleksandra, e incluso Andrea Marrero, de vuelta al verde tras un año casi en blanco.

Simpson, Cindy y Gavira fueron casi indiscutibles la pasada campaña en el eje de la zaga. Cada una de ellas cuentan con aptitudes diferentes, que unidas, logran formar una fortaleza difícil de derribar.

VELOCIDAD Y ANTICIPACIÓN

Conceptos indispensables en el fútbol actual, y que Simpson y Gavira, entre otras, desempeñan de forma notable. A la hora de jugar con tres centrales, la norteamericana lo hace por la derecha y ejerce de falso lateral en ciertas situaciones, con predisposición total para emplear los mismos a la perfección. De igual modo la zaguera andaluza por el flanco izquierdo.

En el caso de las laterales es un requisito indispensable ante el creciente número de jugadoras habilidosas que generan continuas acciones de peligros pegadas a la línea de cal. La llegada de la internacional Joyce Borini, un punto 'extra', que además aporta profundidad en ataque.

JUEGO ÁEREO

Determinante en un fútbol en auge como el femenino, donde las jugadoras de talla alta y de mayor potencia en el salto tienen todas las de ganar ante una inmensa mayoría de jugadoras de estatura media baja. Además de las centrales mencionadas con anterioridad, Cindy lidera este apartado a nivel defensivo y ofensivo en las blanquiazules, al que se une también Natalia Ramos, cerca de los 170 centrímetros.

Teniendo en cuenta canteranas que participan de forma habitual para Toni Ayala, así como la polivalencia de numerosas jugadoras, la composición de la retaguardia 18-19 quedaría de la siguiente manera:

Lateral derecho: Estella, Aleksandra, Andrea Marrero.

Lateral izquierdo: Pisco, Joyce Borini, Aithiara

Eje de la zaga: Patri Gavira, Simpson, Cindy, Natalia Ramos

No existen comentarios

Publicar un comentario