Nahuel BeauNahuel Beau
Celebración del primer gol de Joselu en Copa del Rey | @jacfotografo

La Copa del Rey como punto de inflexión

El CD Tenerife solo había ganado dos veces en tres meses antes de la eliminatoria de Copa del Rey contra el Mensajero. Aquella contundente victoria en La Palma, pese a ser contra un rival de menor exigencia, supuso un importante punto de inflexión para los blanquiazules que ha ayudado al conjunto dirigido por Rubén Baraja a vencer cinco de sus últimos nueve partidos. Además, con una notoria mejoría en el juego colectivo incluso en días tan dolorosos como el de La Coruña, donde se terminó cayendo de forma dramática en el último minuto de descuento.

Está claro que el factor moral no es el único que explica el buen momento deportivo, pero el empate con diez futbolistas en el derbi canario o la gran imagen mostrada contra el Athletic Club en una noche mágica como las de antaño en el Heliodoro Rodríguez López han inflado de moral a aficionados y cambiado la dinámica del equipo. Este componente anímico está sostenido por una identidad propia cada vez más definida desde la llegada del nuevo entrenador, que ha potenciado el nivel de jugadores clave como Luis Milla o Dani Gómez, y también por actuaciones tan determinantes como la de Joselu que ya aportó cuatro goles en tan solo 281 minutos en la isla.

Tras largas semanas de incertidumbre para el CD Tenerife, con malos resultados deportivos e inestabilidad tanto institucional como en el banquillo, por fin parece que se empieza a vislumbrar un horizonte alentador. Todavía queda trabajo por hacer, y aún el peligro del descenso sigue cerca, pero es innegable que las perspectivas ahora son más optimistas.

No existen comentarios

Publicar un comentario