José Luis Martí deja de ser entrenador del CD Tenerife

A falta de 17 jornadas para el término de la Liga 1|2|3, el  CD Tenerife prepara el revulsivo de cara a una remontada histórica e intentar conseguir llegar a tiempo a alcanzar el objetivo marcado a principio de temporada, el ascenso. La entidad ha anunciado este domingo la destitución de José Luis Martí.

No hay más oportunidades, solo dos victorias en los últimos ocho partidos y una caída en picado hasta llegar a colocarse a un punto del descenso, la directiva blanquiazul toma la decisión de contar más con el entrenador balear y estudia diferentes opciones para dar con la acertada y que el conjunto isleño enderece el rumbo.

Martí se despide de la entidad como el tercer entrenador que más partidos ha dirigido al CD Tenerife en su historia, a solo dos del segundo (Álvaro Cervera) y a 20 del primero (José Luis Oltra). 108 encuentros en los que salvó al equipo del descenso nada más debutar en los banquillos, para devolver la ilusión al año siguiente y quedarse a tan solo un gol del ascenso en Getafe.

Lo del Alfonso Pérez hacía indicar que la entidad había vuelto a ser grande en Segunda División, a convertirse en un serio candidato a ascender a Primera División en el presente curso. Una gran plantilla, el mayor número de abonados de los últimos años y un comienzo ilusionante, en el que incluso se llegó a medir con un rival de la Liga Santnader en la Copa del Rey. Pero nada más lejos de la realidad, desde entonces, derrota tras derrota, solo dos triunfos a domicilio y la inaceptable situación de encontrarse a tres puntos de la zona roja.

A Martí solo queda agradecerle los servicios prestados, haber ilusionado y despertado a un entorno domido y desearle la mejor de las suertes en su futuro como entrenador.

entrenador segunda división

José Luis Martí, entrenador del CD Tenerife, durante un entrenamiento en El Mundialito. | @Jacfotografo

1 Comentario
  • Mansueto
    Publicado el 13:09h, 04 febrero Responder

    Esto lo tenían que haber hecho hace tres meses, estaba clara la ineptitud y cabezonería de este hombre, solo igualada por la del presidente, que toma ahora la decisión porque ya era imposible eludirla. Felicidades, Sr. Concepción, ha tirado la temporada a la basura usted solito. Ahora, a eludir el descenso con las gradas del Heliodoro casi vacías.

Publicar un comentario