Jonay Jordán: "Este oro es el que mejor me sabe, llevaba seis medallas de plata consecutivas"

El heptatlón es una de las disciplinas deportivas más exigentes, y afortunadamente para el deporte de Tenerife uno de los exponentes españoles más destacados en la misma es natural de La Laguna, Jonay Jordán Schäfer.

El atleta del Tenerife Cajacanarias se alzó con su cuarto campeonato de España el pasado fin de semana en Valencia, y una vez se vio colgada la medalla de oro empezó a vislumbrar nuevos retos en su notable carrera, que expone con detalle en ElDorsal.com

Jonay Jordán se alzó con su cuarto Campeonato de España | @TfeCajacanarias

TOTAL DEDICACIÓN PARA UN CAMPEÓN INSACIABLE

Jonay reconoce que para obtener el mejor resultado posible, la medalla de oro, "nos centramos en entrenar las pruebas que en cada momento eran más flojas. Pasamos muchas horas en la pista y aproximadamente entrenamos cada prueba dos veces a la semana".

Tratándose de una de las disciplinas más duras del atletismo, nos cuenta que "tanto el heptatlón como el decatlón son muy difíciles de entrenar, ya que no puedes centrarte en entrenar una sola prueba porque implicaría perder en el resto. Además, el entrenamiento tiene que estar muy bien programado para llegar en un estado de forma óptimo al campeonato y mi entrenador, Héctor González, ha conseguido que yo haya llegado en ese estado al campeonato".

SIETE DURAS PRUEBAS EN UNA

El flamante campeón de España cree que el heptatlón puede servir como preparación para el decatlón, a su juicio, la más dura de todas. "Ambas implican un nivel de concentración y de activación muy altos y tras terminar, necesitas aproximadamente tres semanas para volver a estar con el cuerpo totalmente preparado para entrenar al 100%. Yo creo que las pruebas más duras a la hora de competir son: la marcha, la maratón y las pruebas combinadas, y, sin duda, la más completa son las pruebas combinadas".

Por otro lado, hablar de heptatlón, decatlón, maratones y demás exigentes disciplinas parecen que implica relacionar a las mismas con unos pocos privilegiados atletas de élite. En este sentido, Jonay explica que para alcanzar tal etiqueta se necesita mucho trabajo como base. "Son muchas horas las que tanto el entrenador como el atleta pasan en la pista, y está claro que el talento de cada persona influye, pero lo que realmente es relevante es el trabajo, el empeño y la cabeza del deportista. He visto a muchos atletas talentosos que finalmente no han llegado a lo que se esperaba de ellos, mientras que he visto a otros atletas, sin tanto talento, pero con muchas ganas que han llegado a lo más alto", asegura de forma sincera el atleta tinerfeño.

Jonay Jordán y Simón Siverio posan con sus medallas en la Fundación Cajacanarias | Redacción

'DULCE SABOR' A ORO

Hacía cinco años que no se alzaba con el oro en el Nacional, pero "sabe igual de bien que el primero o el segundo que logré. Incluso puede que sepa hasta mejor ya que el último oro lo gané en 2013 y llevaba una racha de seis medallas de plata consecutivas. Lo que más me ha gustado de este oro, es que lo he ganado con mejor marca personal, y sintiéndome muy competitivo y sabiendo disfrutar en cada una de las pruebas, que creo que es lo más importante".

Disfruta y no se cansa de seguir acumulando éxitos, pero para ello hay que tener en cuenta el factor psicológico, fundamental a la hora de la hora de la verdad, donde se deciden los campeonatos. "Es incluso más importante que el físico", afirma con rotundidad. "Uno puede llegar a la competición en un estado físico óptimo, pero si la cabeza no te dice que sí, que debes concentrarte, que hagas lo que sabes hacer, no te saldrá una buena competición".

Y especifica, a raíz de la importancia de contar con una correcta lectura mental en las pruebas combinadas. "Es casi imposible que te salga todo perfecto porque siempre hay alguna prueba que no sale todo lo bien que se esperaba, y esto quizás ayuda a seguir compitiendo con ganas sabiendo que, aunque haya salido bien, puede salir mejor. Normalmente los atletas nos movemos por objetivos y cuando alcanzamos alguno, aparece otro más importante, por lo que siempre tenemos ganas de seguir mejorando y mejorando".

TOKYO 2020, ¿POR QUÉ NO?

Por último, como es obvio ya piensa en próximos desafíos. Sueña con representar a España en una competición grande absoluta como el Europeo, un Mundial y los Juegos Olímpicos. "He participado en Europeos sub-23, Mundial sub-20, y a nivel universitario…,pero no en una competición de ese calibre, y es algo que me motiva profundamente a seguir entrenando y mejorando. Quizás, el principal desafío desde que empecé a entrenar ha sido y es el poder asistir a unos Juegos Olímpicos y pasar de los 8000 puntos en el decatlón, y por ello seguimos luchado cada día en la pista. Estas medallas son un aliciente para seguir motivado y con ganas de lograr esos grandes objetivos".

No existen comentarios

Publicar un comentario