Dani Diez Iberostar Tenerife Unicaja Málaga | ACB Photo / M. Pozo
Unicaja Málaga Unicaja Málaga
80 - 88
Iberostar Tenerife Iberostar Tenerife
Dani Diez, durante el Unicaja Málaga - Iberostar Tenerife| ACB Photo - M. Pozo

Iberostar Tenerife vuelve a conquistar el Martín Carpena

Como ya hiciese la temporada pasada, el Iberostar Tenerife volvió a conquistar el Martín Carpena. Los exjugadores del Unicaja de Málaga hicieron real el mítico lema de "la venganza de los ex". Shermadini, Sasu Salin y Dani Díez estuvieron colosales en su regreso a la cancha malagueña.

Con ambos equipos buscando su primera victoria de la temporada la intensidad de los primeros minutos fue alta. Iberostar Tenerife, bajo la batuta de Marcelinho Huertas, quería movilidad y consiguió ponerse por delante en los minutos iniciales pero Jaime Fernández se encargó de responder y que los malagueños dominasen en el marcador, aportando puntos y asistencias. La ventaja fue refrendada con una intensa defensa, aprovechando el trabajo y capacidad física de los locales (18-10).  El intercambio de golpes y fallos en el primer cuarto, más la providencial aparición de Sasu Salin y Fran Guerra, permitió a los aurinegros recortar distancias y dejar la desventaja en sólo 3 puntos (23-20).

Un triple local sucedió a varias pérdidas, faltas en ataque y ausencia de acierto en los primeros minutos del segundo periodo, permitiendo un parcial de 7-0 con el que el Unicaja Málaga se marchó en el marcador (30-20). Dos gorrazos de Shermadini y un 2+1 del georgiano fueron la respuesta inmediata al tiempo muerto de Txus Vidorreta. El intercambio de triples y un robo de Huertas acercó a los aurinegros a 3 puntos de desventaja y Luis Casimiro paró el encuentro.

El Unicaja respondió con 2 triples consecutivos y el exmalaguista Sasu Salin, tras haber fallado varios, se apuntó a la fiesta desde el perímetro. La fiesta hubiese sido total si los árbitros hubiesen dado validez a otro triple del finlandés. Una falta previa de Suárez, revisada por los árbitros, impidió que los aurinegros se fueran igualados al descanso (41-38).

Implecable tercer tiempo de Iberostar Tenerife

Pedía un arreón Txus Vidorreta y Sasu Salín escuchó el mensaje de su entrenador. Dos triples y 3 tiros libres del escolta aurinegro daban la vuelta en el marcador. La ‘venganza de los ex’ hacía presencia en el Martín Carpena sumándose Shermadini con un imperial dominio en la pintura (44-53). Dani Díez también se sintió como pez en el agua en su antigua cancha y 7 puntos consecutivos del alero madrileño propiciaron los primeros silbidos en la cancha malagueña. El recital de Sasu Salin puso la guinda al arreón aurinegro, fijando un +13 favorable (52-65) al final del tercer cuarto.

Iberostar Tenerife se cargó de faltas y en tan sólo 1’ 30’’ permitió a los locales irse a línea de tiros libres al entrar en bonus, pero 5 puntos consecutivos de Dani Díez sirvieron para mantener la distancia. El Unicaja de Málaga subió el ritmo y penetró con insistencia buscando recortar su desventaja desde el tiro libre, mientras los aurinegros movían el balón, agotando la posesión y jugando con el tiempo a su favor. Tres triples locales llevaron la emoción y despertaron la caldera del coliseo malacitano (74-78). La experiencia es un grado y la motivación de jugar contra tu exequipo un extra, ingredientes que le valieron al conjunto aurinegro para cerrar el encuentro con la gestión del tiempo por parte de Huertas y las individualidades de los exjugadores del Unicaja de Málaga.

Victoria de prestigio antes de recibir al todopoderoso Real Madrid en el Santiago Martín.

Estadísticas del Unicaja de Málaga - Iberostar Tenerife

No existen comentarios

Publicar un comentario