Iberostar Tenerife se basta con 30 buenos minutos para batir a un inocente Nanterre 92

El Iberostar Tenerife está de dulce. Los de Txus Vidorreta han teñido a París de oro y negro este miércoles. El Nanterre 92 francés solo pudo discutir la sobriedad del equipo canarista algo más de un cuarto. Los laguneros mantienen así el liderato en el Grupo B de la Basketball Champions League con pleno de victorias, dos de dos (58-75).

A los cinco minutos de partido el equipo canarista ya vencía por ocho puntos, aprovechando un mal balance en todas las facetas por parte del equipo local. Nanterre 92 solo anotó cuatro puntos en siete minutos, circunstancia que aprovecharon los visitantes para iniciar el camino del triunfo a través del acierto de McFadden y Beirán, entre otros y su fiabilidad habitual en tareas defensivas.

McFadden, ante un jugador del Nanterre 92 y la mirada de Vidorreta | @BasketballCL

Con el paso de los minutos, no había atisbo de cambio en el guión del choque. Los locales, tras anotar únicamente diez puntos en el primer cuarto, continuaban errando en la mayoría de sus lanzamientos, y se mostraba débil en la retaguardia mientras que el equipo isleño se dedicaba a circular con rapidez y ser autoritario en la pintura. Unos imponentes Sebas Saiz y Colton Iverson y un inspirado Pierre Gillete en el último tramo del segundo intervalo, mandando dentro y fuera de la pintura, fueron especiales protagonistas. 

Tras la reanudación, y con un contundente 23-45 en el marcador, el Iberostar Tenerife se propuso no soltar el pie del acelerador, y buscó la sentencia cuanto antes, pero se desconectó durante casi un cuarto entero. Un triple San Miguel sirvió de continuación de un plan que llevaba marchamo de triunfo casi desde el salto inicial, pero un parcial de 12-5 a favor de los locales sirvió de toque de atención.

Vidorreta daba una vuelta de tuerca más a los suyos, que parecían bajar una marcha, anotando solo cinco puntos en cinco minutos. Fue entonces cuando los aurinegros despertaron de un breve letargo y se fueron al último cuarto con nueve puntos arriba (51-60), con un Nanterre especialmente enchufado en el tiro exterior. 28 puntos recibieron los aurinegros en solo diez minutos. Había que parar la sangría y el Iberostar Tenerife se puso el mono de trabajo para adjudicarse el segundo triunfo europeo de la temporada. A pesar de una preocupante falta de agresividad en algunos tramos, la renta resultó suficiente ante el escaso bagaje de acierto del Nanterre 92 en los instantes finales.

 

No existen comentarios

Publicar un comentario