SERVICIO_WHATSAPP

Iberostar Tenerife pincha en el Santiago Martín ante el Morabanc Andorra

Iberostar Tenerife ha caído ante el Andorra por 69-78 en el Santiago Martín en el retorno de la competición. Los aurinegros no estuvieron tan fluidos como en otras ocasiones y los visitantes marcaron el ritmo del partido hasta conseguir su quinta victoria consecutiva.

Tras un minuto de errores en uno y otro equipo, Mike Tobey estrenó el marcador con un buen tiro de dos. Albicy falló su primer tiro pero se fue entonando y puso el 4-9 en el marcador. Tobey y Ponitka apretaron de nuevo el marcador. Los andorranos abusaban del tiro exterior sin demasiado acierto y los de Katsikaris movieron bien la pelota hasta ponerse 13-12 en el marcador. El partido era igualado y ninguno era capaz de imponer su juego. El primer cuarto terminó con 16-14 en el marcador.

Los aurinegros fueron superados por el equipo andorrano | @Jacfotografo

Los aurinegros salieron precipitados y sin ideas en el inicio del segundo cuarto. Los andorranos no salieron mucho mejor, pero lograron hacer un parcial de 0-5 para ponerse de nuevo por delante. Más de tres minutos y medio tardaron los aurinegros en anotar hasta que un 2+1 de Ponitka dio aire a los de Katsikaris. Era un partido de defensas con empate a 24 a 4:07 para el descanso. Varias técnicas permitieron ponerse tres arriba a los locales, pero los andorranos volvían siempre al partido y un 3+1 de Albicy más una falta técnica de Vázquez permitió a los visitantes llegar al descanso con ventaja de tres puntos con el 35-38 en el marcador.

Tras el paso por vestuarios el partido se reanudó con acierto exterior en ambos equipos y con los andorranos estirando las diferencias hasta los 6 puntos. Jaime Fernández hacía mucho daño con 10 puntos en 4 minutos. Ponitka con un triple reducía las diferencias hasta los 3 puntos de nuevos. Los andorranos castigaban y se pusieron 45-53 a 4:30 para el final del tercer cuarto. Los aurinegros no terminaban de encontrar el camino y el tercer cuarto finalizó con el 50-59. El último cuarto fue un quiero y no puedo de un Iberostar Tenerife que no tenía su mejor día. Los andorranos se limitaron a administrar su ventaja y a divertirse sobre la pista hasta cerrar el partido con el 69-78.

No existen comentarios

Publicar un comentario