Iberostar Tenerife pierde en la prórroga ante Movistar Estudiantes

El equipo aurinegro pierde 98-96 un partido que parecía tener ganado pero que en los últimos minutos y en la prórroga tiró por la borda con malas acciones, impropias de jugadores de alta experiencia.

El Iberostar Tenerife no entró con la intensidad necesaria al partido y lo pagó en las primeras jugadas del partido donde no encontró acierto desde el triple y sufrió las canastas de un Movistar Estudiantes motivado por conseguir una victoria que le alejara de los puestos de descenso. Los aurinegros le pusieron la cosa fácil a los locales, que muestran su mejor versión en ataques rápidos, con diferentes pérdidas de balón lo que provocó un tiempo muerto de Txus Vidorreta en el que el entrenador le pidió a sus jugadores mayor energía en el juego.

Las indicaciones surgieron efecto y el Iberostar Tenerife mejoró hasta llegar al final del primer cuarto perdiendo tan solo por dos puntos (21-19).

En el segundo cuarto Movistar Estudiantes no encontró la fórmula para encontrar puntos, ni cerca ni lejos de canasta y el equipo tinerfeño se fue en el marcador, con protagonismo desde el tiple de Nico Brussino. En los últimos minutos del cuarto y antes de marcharse a vestuarios el equipo de casa mejoró tanto en defensa como en ataque, lo que sirvió para que el resultado al descanso fuera de 32-40.

En el tercer cuarto Iberostar Tenerife pagó caro el mal porcentaje de tiro desde la línea de tres, lo que aprovechó el Movistar Estudiantes liderado por Gentile para reducir la ventaja y llevar el resultado a falta de cuatro minutos para el término del tercer cuarto a cuatro puntos (43-47). Tres tiros libres anotados por White le dio oxígeno al equipo lagunero, que se fue en el marcador nuevamente con un triple del mismo protagonismo (43-54). Al cierre del cuarto se llegó 51-59.

Javi Beirán y Brussino / Fernando Palarea

Un parcial de 8-0 devolvió al Movistar Estudiantes al partido en el comienzo del último cuarto y a la mitad del mismo la diferencia tan solo era de tres puntos a favor del conjunto entrenado por Txus Vidorreta. Esto hizo que el partido se fuera a un final igualado donde ni locales ni visitantes consiguieron dar un paso al frente, por lo que se tuvo que llegar a la prórroga.

El Iberostar Tenerife realizó ataques sin claridad y falló diferentes tiros, cosa que no hizo el Movistar Estudiantes que con un brillante Cook llegó al último minuto cuatro puntos por delante que su rival. Finalmente el equipo estudiantil se mostró más fiable desde el tiro libre y ganó 98-96.

No existen comentarios

Publicar un comentario