Guaros de Lara, un equipo que quiere dar guerra al Iberostar Tenerife

IMAGEN EFE

El Iberostar Tenerife se mide este domingo al Guaros de Lara venezolano en la puja por la corona mundial de clubes de la FIBA (Pabellón de Deportes de Tenerife Santiago Martín, 18:00 horas). El rival de los aurinegros en la Copa Intercontinental 2017 encarna un proyecto ambicioso, que se ha erigido en los últimos años en uno de los principales animadores del baloncesto sudamericano.

Orígenes y títulos: Heredero de la actividad cestista de Panteras, Bravos y Malteros de Lara, Guaros compite como tal desde su fundación en 2002 hasta que inició una nueva era en 2012, al abrigo de su actual presidente, el empresario Jorge Hernández. Principal representante en el deporte de la canasta de una ciudad, Barquisimeto, con más de dos millones de habitantes y mucha tradición en el béisbol, el equipo venezolano vive su etapa dorada tras proclamarse bicampeón de la Liga de Las Américas y llevarse el verano pasado la Copa Intercontinental.

El núcleo duro de Venezuela: El de Barquisimeto es un bloque con varios internacionales venezolanos en sus filas, partícipes además de los éxitos cosechados por la vinotinto en los últimos años, a las órdenes de Néstor 'Che' García. Tres títulos de Sudamérica y una clasificación histórica para los Juegos de Río, dejando por el camino a una selección de Canadá plagada de jugadores NBA, figuran en la trayectoria internacional más reciente de jugadores del nivel de Guillent, Echenique, Bethelmy o Vargas.

Foráneos de nivel: Guaros cuenta además con varios extranjeros de nivel. Por ahí repite con respecto al curso pasado Zach Graham, ex Estudiantes y máximo anotador no hace mucho en la liga mexicana. A eso hay que añadir las incorporaciones este verano de Robert Upshaw, un 2,13 que procede del equipo satélite de los Lakers en la NBA-DLeague; y Mario Little, un exterior formado en Kansas y también con mucho recorrido en la Liga de Desarrollo.

Un técnico trotamundos: El argentino Guillermo Vecchio ejerce de técnico en un banquillo que el curso pasado tuvo entre otros inquilinos al tinerfeño Iván Déniz, con el que Guaros se proclamó de hecho campeón de la última Intercontinental. Seleccionador argentino entre el 89 y el 96 durante el génesis de la Generación Dorada, y scouter en su día de los Detroit Pistons, Vecchio, llevó a Guaros hasta el título de liga de Venezuela este año. Su currículum incluye hasta 48 equipos FIBA diferentes, en países tan dispares como Líbano, Chile o Bahrain; y hasta cinco selecciones nacionales (amén de la albiceleste dirigió también a México, Venezuela, Panamá y Chile).

No existen comentarios

Publicar un comentario