España y Pedri se quedan con la miel en los labios

La Selección Española ha caído en semifinales de la Eurocopa 2020, a pesar de un inconmensurable Pedri, y no estará en la final después de perder contra Italia en los penaltis (4-2), tras empatar 1-1 en los 120 minutos de juego.

Italia abandonó el fútbol con el que había conquistado a muchos durante el torneo y regresó a un fútbol cercano al ‘catenaccio’ ante el imponente dominio del juego español.

Desde el primer momento, España quiso tener el balón e Italia se conformó con esperar su oportunidad agazapada. Con Pedri manejando el partido a su antojo, las oportunidades de España se iban cociendo, pero nunca llegaban a cristalizar. Solo un disparo de Dani Olmo desde dentro del área forzó a Donnarumma a dar el 100% salvando la portería de Italia.

Con una presión muy alta, Italia cambiaba a una defensa férrea cuando España pasaba esa presión, y era a la contra cuando se hacían fuertes. Alguna pérdida española en el centro del campo hizo llegar los nervios a los aficionados a La Roja.

En la última jugada de la primera parte, una internada de Emerson por la izquierda, acabaría rebotando en el larguero, aunque la trayectoria del balón estaba bien cubierta por Unai Simón.

Más dominio de España

La segunda parte comenzó más abierta, con acercamientos de ambas selecciones, aunque a los pocos minutos regresó la posesión habitual para España. Fue en una clásica jugada de contragolpe cuando Chiesa aprovechó un desafortunado rebote de Eric García para chutar un sensacional disparo al palo largo, que no pudo alcanzar Unai Simón.

Lejos de venirse abajo, España subió el ritmo y Luis Enrique metió pólvora con Gerard Moreno y Morata. Fue el delantero de la Juventus quien, tras una pared con Dani Olmo en el borde del área, definió magistralmente en el mano a mano con Donnarumma, llenado de ilusión a la grada española.

A partir de aquí, no hubo más color que el blanco (España volvía a jugar con la segunda equipación) y aun así no se pudo poner la guinda a un partidazo en el que España, con Pedri agasajado por la prensa mundial, se vio obligado a llegar hasta los penaltis.

En la lotería, la parada inicial de Unai Simón a Locatelli trasmitía buena vibraciones, pero el error de Dani Olmo a continuación y el de Morata en el cuarto lanzamiento de la tanda, certificaron el adiós de España ante los cuatro penaltis restantes que acertaron los transalpinos. Pedri no tiró, pero de su mano, se avecina un gran futuro para la Selección.

No existen comentarios

Publicar un comentario