Iberostar Tenerife pierde la 'batalla' ante Reyer Venecia

El Iberostar Tenerife no pudo ganar a Reyer Venecia (78-80) en un partido muy intenso, con polémicas jugadas y que se decidió en el último minuto. En el Iberostar Tenerife destacó la figura de Tim Abromaitis con 16 puntos.

ESTADÍSTICAS DEL PARTIDO

El equipo canarista quiso mostrar desde un principio su actitud y puso el marcador en 5-0 gracias a un gran triple de Richotti para abrir el tanteo y un espectacular mate de Iverson. A partir de ahí, los locales llevaron la iniciativa en el juego pero reyes Venecia se apoyo en un inspirado Haynes que con dos triples sujetaba a su equipo (9-6).

Pronto se pudo ver la calidad de estos dos equipos desde el triple. Un festival en los dos aros del que salió vencedor el conjunto italiano, que cerró el primer cuarto con un 20-21 en el luminoso.

Aficionado del Iberostar Tenerife / @jacfotografo

En el segundo cuarto la agresividad deportiva subió y se vivieron situaciones tensas entre jugadores. Mucho contacto. Pero el Iberostar Tenerife, que parecía que perdía en ese baloncesto buscó a Sebas Saiz en la pintura y con el llegaron seis puntos consecutivos que ayudaron a los pupilos de Txus Vidorreta a reponerse de un mal inicio de cuarto, lo que provocó el tiempo muerto visitante (26-26).

Reyer Venecia consiguió irse hasta los ocho puntos de diferencia gracias a la aportación desde el triple, pero en el último minuto Staiger respondió con la misma moneda para irse al descanso 43-45, en lo que fue una primera parte donde hubo de todo como no podía ser de otra forma entre dos equipos de tanta calidad y tan competitivos. Triples, duelos individuales, fricción y todavía quedaban veinte minutos por jugarse.

Tras el descanso, Reyer Venecia se presentó con mayor intensidad si cabe lo que hizo que llevara el ritmo del partido y del resultado. Sin embargo el Iberostar Tenerife nunca dejó que la diferencia llegara a los diez puntos y en un gran final de tercer cuarto, cerró el marcador en 61-56 con un triple sobre la bocina de Tim Abromaitis.

En el último cuarto todo lo que había sido acierto pasó a ser imprecisiones, provocadas en parte por el nerviosismo de un partido clave por el primer puesto del grupo. El Iberostar Tenerife fue por delante en el primer tramo de este cuarto pero ante la amenaza de un Reyer Venecia que no le temblaba la muñeca si tenía que ir a la línea de tres para recortar diferencias. Un triple de Bramos empató el encuentro (68-68) y dejaba todo abierto para los últimos tres minutos.

Finalmente el partido se fue a los tiros libres con los dos equipos con cinco faltas cometidas y ahí estuvo más acertado el Reyer Venecia que se llevó el partido por 78-80.

No existen comentarios

Publicar un comentario