sporting tenerife

El uno por uno de los jugadores del CD Tenerife ante el Sporting de Gijón

Ale Luis Rolo | Santa Cruz de Tenerife

Retroceso y a la deriva. El CD Tenerife cayó este domingo de forma justa y casi vergonzante ante un Sporting de Gijón superior en el estreno de Rubén Baraja como técnico.

Carlos Abad-Hdez

4 SUSPENSO El canterano blanquiazul volvió a repetir de inicio, pero no estuvo a la altura de las circunstancias. El joven portero encajó tres goles, errando en el segundo gol del Sporting. Carlos le había ganado, y con razón, la partida a Dani, pero esa seguridad que le caracteriza no estuvo presente en El Molinón.

 

Cámara

5 SUFICIENTE | Ganó algún que otro duelo y se anticipó con éxito leyendo la jugada previa, dada su capacidad de concentración y sacrificio, pero todo lo que le sobra defensivamente, le falta en labores de ataque. Un hecho habitual en el lateral blanquiazul que quita peligro a las ofensivas del conjunto insular.

Carlos Ruiz

4 SUSPENSO | No está en su mejor momento, es obvio. No fue capaz de parar a Michael Santos, que le ganaba la mayoría de sus disputas. Su abuso con el balón en largo es excesivo, incluso cuando un compañero le ofrece una salida de balón en corto. Sortea el ataque. Las dudas en la defensa son una constante.

Aveldaño

5 SUFICIENTE El central blanquiazul resolvió bien una papeleta difícil, debido a la movilidad de los atacantes playeros. Tras la expulsión de Acosta, tuvo que emplearse por dos, junto Alberto, para tapar los numerosos espacios.

Camille

5 SUFICIENTE | Lo mejor del parisino es su regularidad y equilibrio, pero, ante el Sporting, se vio en mitad de una avalancha. La poca ayuda que ofrecía Malbašić era inherente. Sufrió más de lo normal, y en ataque no sumó como acostumbra

Bryan Acosta

4 SUSPENSO | Al hondureño no le salía nada: Los tiros que realizó a puerta iban desviados, sin atentar a Mariño, y, a causa de llegar a destiempo, fue expulsado por doble amarilla. Una tarde-noche para olvidar.

Aitor Sanz

4 SUSPENSO No digo nada nuevo si manifiesto que, si Aitor no está, los engranajes del Tenerife no funcionan. Peleó junto Acosta para tapar los huecos que yacían fruto del alboroto, a conciencia, del Sporting en ataque, pero no estuvo cómodo, nada cómodo, y el equipo lo notó.

Malbasic

4 SUSPENSO Los primeros 45 minutos de Malbašić resumieron su primer tercio de temporada: un quiero y no puedo. Ni él, ni Martí han logrado sacar su potencial (a pesar de sus 5 goles). En El Molinón estuvo realmente perdido, desubicado. Su escasa y horrenda labor defensiva fue clave en los dos primeros goles del conjunto local.

Tayron

5 SUFICIENTE | Activo, inquieto y hábil, fue el jugador que más soluciones dio al equipo en la creación de la jugada, así como en la zona de 3/4. Además, ayudó bastante a Cámara defensivamente.

Casadesús

5 SUFICIENTE | El bueno de Victor aportó el poco criterio que tuvo el Tenerife. Se movió bien en la parcela atacante y buscó opciones peligrosas. De su chistera se sacó un gol que fue anulado, por fuera de juego. Fue de lo mejor, entre tanta desgracia.

Longo

5 SUFICIENTE Su sacrificio y esfuerzo está fuera de toda duda. Peleó desde el primer minuto hasta el final. Sus disparos acabaron mansamente en las manos de Mariño. Ha de ser frustraste, ser un ‘killer’ y no tener oportunidades claras.

Alberto

4 SUSPENSO | Sustituyó a Carlos Ruíz, que se marchó lesionado. Comenzó francamente bien, pero se llenó de  confianza en alguna que otra ocasión y pudo aumentar la cuenta goleadora del Sporting

Luis Pérez

5 SUFICIENTE | Sustituyó a Cámara en la segunda parte, pero su cambio no generó ningún efecto. Sufrió bastante a la espalda, sobre todo, en las contras de los locales, ya que se incorporaba al ataque y el equipo no terminaba las jugadas.

Suso

4 SUSPENSO Entró en lugar de Tyronne, buscando una mayor profundidad y velocidad en ataque, pero se encontró con una presión que alejó el peligro de Suso fácilmente.

Martí

4 SUSPENSO | Volvió a repetir el mismo once del pasado fin de semana, salvo Malbašić, que sustituyó a Juan Carlos, pero el plan fracasó desde el primer minuto. El equipo no mejoró con los cambios, ni hubo rastro del Tenerife que ganó cómodamente al Reus. El conjunto blanquiazul volvió a ser invierno; y su juego, un enero traicionero. Martí, contra las cuerdas.

No existen comentarios

Publicar un comentario