El UCAM Murcia asalta el Santiago Martín y el Iberostar Tenerife se despide de la Champions League

Ale Luis Rolo | Santa Cruz de Tenerife

El CB Canarias cae eliminado ante su público por 72-82 en un partido en el que el conjunto visitante se impuso desde el primer minuto, dando muestras de su anhelo por llevarse la Basketball Champions League.

Tobey en una pugna ante UCAM Murcia | @jacfotografo

El primer cuarto del partido entre CB Canarias y UCAM Murcia pasó de manera trepidante, con los de Ibon marchándose temprano en el marcador, como iba a transcurrir el encuentro. Fue un cuarto de alternativas. El conjunto murciano comenzó con eficacia, amenazando desde la línea de 6’75; tanto fue así que las primeras tres canastas fueron desde ahí. Sin embargo, el cuadro local se puso el mono de trabajo en defensa, lo que generó que apreciaran espacios para iniciar transiciones defensa-ataque, así como mayores espacios en la circulación del balón, e igualó el encuentro.

En el segundo cuarto, cuando parecía que los hombres de Katsikaris se marcharían en el marcador, UCAM Murcia mejoró notablemente en defensa y, en consecuencia, yacieron malas decisiones en el ataque del Iberostar Tenerife, sobre todo en la dirección del balón. Además, los hombres interiores del conjunto visitante ofrecieron mejores bloqueos, que permitieron a hombres como Oleson (15 puntos en la primera parte) castigar desde la línea de 3 puntos sin apenas oposición, llegando así a un 83,3% de acierto. El primer tiempo del CB Canarias iba a resultar discreto, tanto en defensa como en ataque. Y eso, evidentemente, no lo iba a desaprovechar el equipo que dirige Ibon Navarro, que hicieron más grande la llaga intimidando la pintura con Lima y Antelo. Segundos antes de que sonara la bocina, Soko se inventaba un triple desde la media cancha para que los murcianos se fueran de siete puntos al descanso.

Tras el paso por los vestuarios llegaría un tercer cuarto donde tanto el Iberostar Tenerife como el UCAM Murcia se seguirían midiendo, manteniendo las distancias, porque era un partido de visualizar el marcador, ya que los aurinegros marchaban con una ventaja de 5 puntos en el choque de ida. Liderados por Ponitka, los locales tuvieron que remar para cortar la sangría y, de hecho, lo intentaron, aunque los de Ibon Navarro no se lo iban a poner nada fácil. En esa tónica se fraguó un encuentro tan igualado como disputado hasta las trancas. Desde que el Iberostar se acercaba al marcador, UCAM Murcia castigaba desde el 6’75 con un gran porcentaje. Estaba siendo un encuentro donde la clave estaba en las defensas, así como en cargar el rebote ofensivo, y ahí, en ese aspecto, predominó el juego de los visitantes.

El luminoso marcaba el 46-56. Llegaban así los últimos 10 minutos, donde se decidiría la contienda. El CB Canarias perdía de 10 puntos, pero apretó, aunque, esta vez, no crecería desde la defensa, no estuvo tan firme como acostumbra. Además, Oleson estaba empeñado en pasar el ronda, así como sus compañeros, y fue un dolor de cabeza para el cuadro local. El Iberostar Tenerife no terminaba de ver aro, así como tampoco consolidaba su estructura defensiva, mientras que el UCAM Murcia se marcharía en el marcador logrando su máxima diferencia del partido (+14). Los visitantes, de la mano de Urtasun y Brad Oleson, olieron la sangre e hicieron mayor la herida. El CB Canarias no terminaba de leer los cortes de los escoltas, ni terminaba de recortar la diferencia. Murieron, así, en la orilla, pero no lo dejaron de intentar.

No existen comentarios

Publicar un comentario