Antonio C. MarreroAntonio C. Marrero
La AD Alcorcón disparó dos veces al palo | @jacfotografo

El resultadismo no es el camino

Ayer el CD Tenerife jugó mal, muy mal. Un fútbol pobre, plano y sin ideas. Cualquiera que no haya visto el partido puede pensar que los de Luis Miguel Ramis maravillaron con un modelo de juego ofensivo, combinativo y eléctrico que les permitió anotar 3 goles. Pero no. Si las gradas del Heliodoro Rodríguez López hubieran estado llenas frente al AD Alcorcón, la pitada habría sido mayúscula.

Y es una realidad, que por ejemplo, Apeh y Nono habrían sido señalados por la afición. El primero es lento y tosco, y desde que llegó a Tenerife solo ha desesperado en cada uno de sus movimientos. Joselu no juega y Jorge Padilla sigue esperando. El segundo dice ser un encarador pero no encara a nadie. Ramis debe tomar nota sobre la importancia de tener un plan B. O sobre si el plan B debe ser el A.

Germán Valera debe ser titular. Se lo ha ganado y merece salir de inicio frente al Real Zaragoza. Gol de la victoria frente a la SD Ponferradina y sentenció al conjunto madrileño ayer (3-1). Shashoua también marcó y tiene que seguir contando con minutos importantes para volver a entrar en dinámica.

Por otro lado, también hay que recalcar lo bueno. Que Ramis ha cosechado números de aspirante es un hecho indiscutible. Desde que llegó, 7 victorias, 5 derrotas y 2 empates en LaLiga Smartbank. El equipo es sólido en defensa y es muy difícil meterle goles. Pero da la sensación de que el CD Tenerife juega esperando más a ver que hace el rival que proponiendo algo en el terreno de juego. Y en la parcela ofensiva se debe mejorar. En 27 partidos, 25 goles a favor y 25 en contra. No se puede mirar hacia la zona alta de la clasificación sin anotar más. Del sexto al primero, todos marcan más goles de los que reciben.

La AD Alcorcón puso contra las cuerdas al CD Tenerife y mereció ganar. Y hay que decirlo, aunque el resultado contradiga las palabras. Porque ser autocríticos es el camino a seguir para poder seguir creciendo. El partido de ayer fue un aviso. Un aviso con un mensaje claro: No podemos caer en el resultadismo. 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Basket Country banner horizontal

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

3 Comentarios
  • Jose Fuentes hernández
    Publicado el 15:54h, 02 marzo Responder

    Un modelo de juego ofensivo, combinativo y eléctrico en la liga smart Bank? bajas a segunda b en Diciembre.
    Supongo que habrás visto al Español,Mallorca,....,ninguno juega bonito.En esta liga,guste o no,el resultadismo es el camino.

  • Cristo G.
    Publicado el 22:09h, 02 marzo Responder

    Tenemos dos males muy extendidos como aficionados a este gran club, ni somos el Barça, ni tampoco el Madrid de la categoría, como también hay que saber que la Segunda División, no premia el buen juego, sino la fortaleza defensiva y la pegada, generalmente, como consecuencia de un ataque lo más rápido posible. Cuando nos demos cuenta de esas cosas, nos evitaremos la angustia que ello conlleva y considerando, teniendo presente con ello que, ni Huesca, como tampoco el Eibar e incluso hasta el Cádiz, subieron con una gran temporada por su juego bonito, sino, simplemente con estas virtudes. ¡Ni Barça ni Madrid, esto, no es la Champions League!.

  • Aficionado
    Publicado el 06:12h, 09 marzo Responder

    Hace falta subir el nivel en calidad técnica y prestaciones físicas del plantel . El futbol de hoy en día es cada vez mas exigente en esta segunda division o primera camuflada . Si con el séptimo presupuesto de la categoría al tenerife no le da ni para pasar de la media tabla y así llevamos bastantes años es que la gestión en los despachos es deficiente. No se pueden tener en el plantel ni fichar jugadores para competir que no están para jugar al nivel tan exigente que requiere la segunda division. No rematamos los partidos por falta de prestaciones y luego como equipo mediocre a lamentarnos de la ya habitual jodienda con el error arbitral que siempre aparecerá , hoy con nosotros y mañana a favor.

Publicar un comentario