El peor CD Tenerife desde el último descenso a Segunda B

28 puntos en 27 jornadas. Algo más de un punto de media por partido solo da para sufrir hasta el final de temporada, como ya ocurriera en la temporada 14-15, y también en la fatídica 10-11. En sendas campañas la marcha blanquiazul era similar en cuanto a puntos, aunque unas sensaciones bien diferentes en su tramo final.

El CD Tenerife actual se asemeja en cuanto a números a aquel que de la mano de Raúl Agné salvó la categoría en la penúltima jornada. A estas alturas solo sumaba un punto más (29) y acabó con 48 en su casillero. En este sentido, y teniendo en cuenta la expulsión del Reus, se estima que la permanencia actual también rondará dicha cifra, por debajo de los 50 (incluso por debajo de los 48).

Raúl Agné, en su etapa como entrenador del CD Tenerife | @jacfotografo

Hace cuatro temporadas el equipo isleño entró en barrena con Álvaro Cervera en su banquillo, y Agné llevó a flote la nave blanquiazul, (que unos meses después abandonaría con importantes grietas, en la 15-16). Desde entonces, la afición blanquiazul no se ha visto en una situación igual, cerca del descenso. Circunstancia inimaginable en un principio teniendo en cuenta el cartel de la plantilla 18-19, hecha para luchar por cotas ambiciosas.

Para encontrar un balance aún peor al actual hay que remontarse a la temporada del último descenso a Segunda B, aunque las diferencias son mínimas. Tras la jornada 27 el CD Tenerife ocupaba puesto de descenso, pero con solo un punto menos (27), en una férrea pelea por sacar la cabeza del pozo junto a Las Palmas, Albacete, Ponferradina y Salamanca entre otros. Acabaría perdiendo la categoría cerrando una paupérrima actuación con 38 unidades (y cinco entrenadores distintos). 

El actual CD Tenerife poco tiene que ver con aquel 'tren descarrilado' cuyo destino se conocía casi de antemano. El actual está lleno de orgullo y garra, y muestra pinceladas de gran fútbol. Va camino de sellar su presencia en la categoría de plata una temporada más, aunque cinco puntos son pocos puntos en una Segunda División siempre depara sorpresas. Objetivo prioritario, poner tierra por medio con la zona de quema, que tanto miedo da.

No existen comentarios

Publicar un comentario