El nuevo entrenador del Real Madrid y su vínculo con el CD Tenerife

Arranca una nueva ronda de Copa del Rey, que supone retos históricos para algunos equipos de Segunda División B, como Melilla o Cultural Leonesa, con tinerfeños y varios ex del CD Tenerife como protagonistas. Cristo González podría tener la oportunidad de debutar con el primer equipo del Real Madrid de la mano del argentino Santiago Solari entrenador del segundo equipo que de forma interina se ha hecho cargo del que hasta este lunes era plantel dirigido por Julen Lopetegui. 

Solari es un apellido que está estrechamente ligado al tinerfeñismo, a la historia del CD Tenerife. Tal y como explica el periodista José Antonio Pérez (vía Twitter), exjefe de Comunicación del representativo, el ahora preparador merengue pasó una breve parte de su infancia en la Isla (hace casi tres décadas). Llegó con solo 14 años de edad, junto a su padre Eduardo, que era segundo de Jorge Solari, su tío, en el equipo blanquiazul a principios de los 90.

El vínculo era tal, que incluso su prima se casó con un jugador que marcaría una época en la etapa dorada del club tinerfeño, Fernando Redondo. Jorge Solari dirigió al equipo blanquiazul en la 90-91 y la 91-92, bajo un total de 51 partidos, donde hubo predominio de derrotas (23). El resto de encuentros se repartió en 17 victorias y 11 empates en Primera División. Santiago no tuvo la oportunidad de formar parte del representativo, puesto que ni siquiera tuvo la opción de probarse en la cadena de filiales. Jugó en el modesto Duggi de Santa Cruz hasta que su padre cambió de aires junto a su tío. 

UN GRAN DOBLETE EN EL HELIODORO

Santiago Solari se erigió como héroe de un Real Madrid que se vio contra las cuerdas en el Heliodoro en una eliminatoria de Copa del Rey, en 2004. La misma se disputaba a partido único, y en un equipo plagado de teóricos suplentes (pero con Owen, Morientes y Helguera) su zurda salvo a los suyos del desastre en el recinto capitalino, ante los Kelemen, Kirian, Jesús Vázquez y compañía. Un gol de Fagiani de golpe franco que desvió a gol Cristo Marrero fue neutralizado por un sensacional doblete de Solari, con prórroga incluida (1-2).

No existen comentarios

Publicar un comentario