El Iberostar Tenerife barre al Capo d' Orlando y sella el pase a la siguiente fase

Un rodillo aplastante. Iberostar Tenerife ha hecho los deberes a tiempo, y además adornándose en Sicilia con el 'chip' de campeón activado. El Capo d' Orlando fue un juguete roto en manos de un equipo que se mostró voraz desde los primeros minutos de juego (59-106).

Tras la espectacular victoria lograda este martes, los de Fotis Katsikaris encararán el tramo final de la primera fase con el pase matemático para la siguiente fase en el bolsillo.

Rosco Allen entra a canasta ante la oposición de un rival | @BasketballCL

Solo tres minutos aguantó el careo el equipo local, muy endeble en tareas defensivas, e ingenuo en ataque, cometiendo muchas pérdidas. Ávidos los canaristas, cada robo en cancha propia implicaba canasta a favor, y así se fraguó parte del triunfo. Bassas, Vasileiadis, Beirán...los puntos se fueron repartiendo entre los visitantes como si fueran caramelos, y disfrutando de un buen baloncesto, bajo un juego coral y vistoso.

El griego empezó con dudas, pero con 10 puntos se marchó a vestuarios como máximo anotador (10 puntos), seguido de Beirán y White, con siete. Niang, por su parte, se hizo dueño y señor de la pintura, con tapones y mates por doquier. Y así, con un apabullante 25-50 arrancaba una segunda mitad que se presumía un paseo para los pupilos de Katsikaris. El técnico griego se permitió el lujo, dado que la victoria estaba más que encarrilada, de dar minutos a los vinculados Omeragic y Bonde, ambos aportando en materia anotadora, incluso (2 y 8 puntos, respectivamente).

El devenir del choque no sufrió ningún revés, se preveía una victoria cómoda del equipo tinerfeño y así se dio, sin el mínimo atisbo de hecatombe. Solo Ikovlev se mostraba competitivo en un Capo d' Orlando que tampoco pudo maquillar el resultado en los minutos de la basura. En este sentido, el tercer cuarto se cerró con un sonrojante 45-77, o lo que es lo mismo, bajo un parcial de 20-27 a favor de los canaristas, rotaciones incluidas.

Niang machaca el aro ante la mirada de los rivales | @basketballCL

El paseo aurinegro por Sicilia acabó de forma placentera, sin que el cuadro local hiciera cosquillas a los de Katsikaris en ninguna faceta del juego. Así las cosas, el Iberostar Tenerife se mete por la puerta grande en la próxima fase, octavos de final. Que pase el siguiente.

Capo D'Orlando (9+16+20+14): Ihring (5), Kulboka (19), Alibegovic (7), Wojciechowski (7), Delas (4) -inicial-, Galipo (2), Maynor (1), Stella (-) e Ikovlev (14).

Iberostar Tenerife (21+29+27+29): White (14), Ponitka (4), Vasileiadis (16), Abromaitis (12), Vázquez (12) -inicial-, Bassas (8), Niang (7), Bonde (8), Allen (11), Beirán (11) y Omeragic (3).

MÁXIMO ANOTADOR: Vasileiadis, (16 puntos)

MÁXIMO REBOTEADOR: Petit Niang (8 rebotes)

MÁXIMO ASISTENTE: Ferrán Bassas (8 asistencias)

No existen comentarios

Publicar un comentario