El futuro del windsurf de Canarias, presente en El Médano

Las nuevas generaciones del windsurf en Canarias vienen apretando fuerte. Si bien en la PWA World Cup Tenerife 2019 se están dando cita los mejores windsurfistas del planeta, dentro del panorama profesional, no deja de ser también alto el nivel de los competidores en las categorías base. 

Entre los participantes de la cita que se está desarrollando en la playa de El Cabezo (El Médano), se encuentran varios deportistas canarios, que prueba a prueba van dejando de ser promesas, para ir avanzando firmemente y convertirse en realidades. 

Es el caso del vencedor del evento sureño en categoría U17, Liam Dunkerbeck, el hijo del mítico Björn Dunkerbeck, que ha sido 42 veces campeón el mundo de la modalidad, que comenzó la temporada con un valioso segundo puesto en la cita de Pozo Izquierdo (Gran Canaria). “Estoy muy contento por el triunfo en El Médano, conseguí vencer en las tres mangas clasificatorias y también en la final. Antes de venir para Tenerife, me habían invitado a competir en Open (con los sénior), en la siguiente prueba de la PWA que se disputa en la isla de Sylt (Alemania), y llegaré con la moral alta”, explicó. El rider grancanario también apuntó que “competir con los mejores del mundo es muy positivo, porque te ayudan a crecer como windsurfista”. 

Uno de los nombres propios en la categoría U15 femenina, es el de María Morales. La competidora tinerfeña, que también participará con las sénior en El Médano, ya pudo disputar las primeras mangas de las mismas. “Las sensaciones fueron bastante buenas, porque a pesar de que el viento no era muy fuerte, tuvimos buenas olas para surfear”, completó. 

El objetivo de Morales buscará la victoria en su categoría y explicó que “muchas veces antes de saltar al agua” se sienta en la orilla con su padre y “se fijan en las maniobras de los mayores”. “Es bueno poder ver a los mejores windsurfistas del mundo porque son un gran ejemplo a seguir”, señaló.

Rival en lo deportivo, pero también compañera de Morales es la grancanaria Alexia Kiefer Quintana, participante en la categoría U15 y también en la Open, comenzó a practicar este deporte “en el sur de Gran Canaria, en Bahía Feliz”. Tanto ella como su hermano Carlos Kiefer Quintana, aprendieron “gracias a que nuestro padre es profesor de windsurf y nos enseñó a todos, incluso a mi madre”. 

“Empecé a hace dos años a competir (en la actualidad tiene 14 años). Sólo hacía Carrera, pero era solo por diversión, no hacía saltos ni nada. Realmente, mi primera competición fue el pasado año en Pozo Izquierdo, en la modalidad de Olas, donde acabé primera en U15 y U17, y los jueces me comentaron que debería pasar con las mayores”, subrayó. 

Con respecto a la cita de El Médano, Alexia Kiefer Quintana fue clara: “Me gustaría ser primera en mi categoría (U15) y pasar alguna manga con las adultas”. 

Por último, el hermano de Alexia, Carlos Kiefer Quintana pese a contar con once años, tiene un talento natural innegable. De hecho, se proclamó campeón en U13 en la cita sureña y pudo competir en U15 en donde acabó tercero. “Lo que más me gusta de practicar windsurf, es la ilusión que me generan los saltos y la velocidad cuando surfeas una ola”, comentó. 

“Con diez años, comencé a hacer Speed y fuimos a participar en una prueba en Fuerteventura y luego ya pasé a Ola. Me gusta estar en la orilla, para fijarme en las cosas que hacen los mayores y luego intentar hacerlo por mi cuenta”, manifestó.  

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

ATLÁNTICOHOY
No existen comentarios

Publicar un comentario