El exjugador del CD Tenerife Vitolo quiere ser entrenador

Víctor Añino Bermúdez, Vitolo, es protagonista este mes en la serie dedicada a varios deportistas isleños que publica la revista NT. A corazón abierto, el de Valleseco se sincera y explica que se siente "orgulloso" del final que ha tenido su larga carrera profesional, en la que llegó a disputar varias campañas al más alto nivel en España y el extranjero. Además, revela sus intenciones y admite que sueña con "llegar lejos" como entrenador.

Hace unas semanas publicaba un comunicado en el que decía adiós al fútbol profesional. ¿Fue difícil tomar esta decisión?

Era una decisión absolutamente meditada desde hacía tiempo. Por mi familia, era lo mejor que podía hacer. Era el momento perfecto. Llevaba ya varios meses en la Isla y ya con motivo de mi último regreso al CD Tenerife había comentado a los míos que no volvería a salir. Hice una excepción de una temporada con el Cartagena y, pasado este verano, entre todos decidimos que lo mejor era quedarme por casa. Estoy realmente contento del camino que he tomado".

Y se ha enrolado en el Santa Úrsula, de Tercera División, para ser futbolista y entrenador de base.

Ahora me toca vivir nuevos momentos y nuevas situaciones. Estoy muy emocionado ante lo que me pueda deparar el futuro, pero sobre todo por haber elegido el momento en el que quería decir adiós.

¿Cuesta poner punto y final a una carrera tan larga?

Todo tiene un comienzo y todo tiene un final. Tengo que estar muy agradecido al fútbol porque me ha dado estabilidad en todos los sentidos, tanto personal como familiarmente. Ahora viene para mí una situación que le llega a cualquier persona en cualquier ámbito de la vida. Afortunadamente, mi retirada la he decidido yo. Tengo 36 años y me encuentro bien físicamente, pero era el momento idóneo para dar un paso a un lado. Vuelvo a los orígenes, al fútbol más anónimo y sin tanta presión. Y pienso disfrutar esta nueva experiencia al más alto nivel.

¿Se ve como entrenador de élite en un futuro?

De momento en mis planes está empezar como entrenador, que es una faceta que me encanta y que inicio una vez que ya he finalizado mis estudios. Lo compaginaré con mi rol de jugador en el Santa Úrsula. La idea es divertirme haciendo lo que más me gusta.

¿Cómo definiría su trayectoria como futbolista?

A nivel personal veo mi carrera como una etapa bastanta completa. Conseguí casi todas mis metas: jugar la Liga de Campeones, la Europa League, dejar buenos amigos en todos los sitios adonde fui... Pero lo más importante que me ha dado el fútbol es la estabilidad para los míos y brindarle a mi familia lo mejor. Ahora las preocupaciones y los problemas son otros, pero no económicos. Además, el fútbol me ha hecho más fuerte y más maduro. Estoy muy orgulloso de haber podido decidir cuándo dejarlo y elegir el momento. Y con eso me quedo, además muy agradecido por todas las muestras de cariño que he recibido en estas últimas semanas.

¿Tuvo ofertas para seguir en activo?

Sí. Me he cuidado muchísimo, he sido un hombre casi obsesionado con cuidarme en todas las facetas. Pero era el momento de cerrar esta etapa. Es muy obvio que tras jugar 44 partidos con un club puntero como el Cartagena iba a tener ofertas. Y las tuve. Equipos interesados sí hubo, pero ahí es donde toca valorar otras cosas. Porque salir fuera de casa y que no me compense... no sé, hay otras cosas en la vida. Desde los 18 he sido futbolista profesional y tanto tiempo después, me siento orgulloso de la carrera que he podido hacer y de la forma que la he cerrado.

¿Se ve entrenando al CD Tenerife algún día?

Quiero empezar por las categorías más bajas, entrenar a los más pequeños y además hacerlo cerca de casa. La del Santa Úrsula era una excelente opción y la estoy disfrutando mucho. ¿Soñar con llegar lejos? Ya puedo presumir de tener el título, que lo saqué en Cartagena, donde retomé los estudios tras muchos años. Las metas las irá poniendo el tiempo. A todo tinerfeño le gustaría entrenar al club de su tierra y para mí sería un orgullo, así como un gran colofón a lo que ahora estoy empezando. Pero a día de hoy ni me lo planteo.

Extraña que uno de los jugadores con más partidos disputados en el representativo se marchase del Tenerife sin una despedida.

Pero no tengo un reproche para nadie. El CD Tenerife ha sido el club de mi vida, soy tinerfeño y tinerfeñista. Ahora bien, no hay que confundir: una cosa es el club y otra las personas que en un momento dado lo dirigen.

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

ADIDAS
No existen comentarios

Publicar un comentario