El exárbitro tinerfeño Brito Arceo, en la ruina y a punto de ser desahuciado

El tinerfeño Juan Manuel Brito Arceo, ante una situación límite. El que fuera árbitro de Primera División entre 1987 y 2000, pasa por un auténtico calvario personal, sin ningún tipo de ingresos y a punto de ser desahuciado. En Diario de Avisos aseguró que "no tengo nada", con una prestación social a punto de agotarse, y definiendo su vida como "caótica y precaria".

Fue concejal en el Distrito Centro del Ayuntamiento de Santa Cruz entre 2003 y 2011 por el Partido Popular, y nunca ha dejado de arbitrar, siendo torneos de fútbol aficionado celebrados en la zona metropolitana su habitual tarea los fines de semana.  Ahora pide caridad mientras acude a los servicios sociales para poder alimentarse.

DEL ÉXITO ABSOLUTO, AL OSTRACISMO

Con solo 24 años Brito Arceo debutaba en la máxima categoría del fútbol español. Una carrera meteórica aderezada con partidos al más alto nivel, y a la que ponía fin hace casi dos décadas. Reconoce, incluso, que ha pensado en el suicidio.

1 Comentario
  • Cristo Ginoris
    Publicado el 15:58h, 21 octubre Responder

    Que pena. ¿Cómo puede alguien pasar de ser árbitro de Primera y posteriormente concejal durante tanto tiempo, a estar así?, ¿es muy raro no?.

Publicar un comentario