Antonio C. MarreroAntonio C. Marrero
Álex Muñoz trata de robar el esférico durante un partido de LaLiga SmartBank | @jacfotografo

El CD Tenerife y la apatía del ambiente

En el CD Tenerife se respira un ambiente desilusionante. El club no tiene proyecto a medio-largo plazo, y ese es el mayor problema. Seamos sinceros, este año el equipo no va a luchar por el playoff. Y nos hemos acostumbrado a ello, a estar en tierra de nadie. Seguramente la UD Las Palmas tarde años en volver a LaLiga Santander, pero tienen los cimientos necesarios para soñar con una posible vuelta.

El derbi canario no fue un partido de fútbol, fue un partido de proyectos. El resultado final no importó a nadie. Que no hubiera público en las gradas solo ejemplificó aún más que el ambiente era apático, que el CD Tenerife sigue navegando entre la desidia y la dejadez. El objetivo del club debe ser acabar la temporada de la mejor forma posible, sumando puntos y dejando buenas sensaciones.

No soy un defensor del juego que propone Luis Miguel Ramis. Leía el otro día que juega a aburrir al rival, y es cierto. Nos aburre a todos. Pero si acaba con buenos números debe seguir. Se le deben dar las manijas de la plantilla, que decida quien continúa y quien no, que se le traiga a algún jugador de su agrado y que se crea en él. No podemos volver a cambiar de técnico a mitad de temporada, si se apuesta por el catalán, que se apueste de verdad, que se le de tiempo.

El tiempo y la confianza deben ser los pilares del proyecto. Y con calma, que se vayan incorporando jugadores de la cantera como Ethyan González o Dylan Perera. Que se crea en ellos, que no se sientan con la presión de tener que hacerlo perfecto, que puedan fallar.

Solo así el club podrá empezar a construir el proyecto desde las bases, con la tranquilidad suficiente como para no volver a sentir a mitad de temporada, que algo en el ambiente no está bien, que la desilusión se ha apoderado de la afición.

Basket Country banner horizontal

TAMBIÉN EN ELDORSAL.COM

1 Comentario
  • Dieter
    Publicado el 19:49h, 05 abril Responder

    Entre la desidia y la dejadez está el CD Tenerife porque han hecho del deporte un chiringuito de amiguetes con intenciones de "egos personales" y es el fútbol lo menos que les interesa a estos personajes. Hasta que no desaparezca este mítico Club no dejarán de pisotearlo con saña. Unos impresentables.

Publicar un comentario