El CD Tenerife sigue sin ganar en Riazor, pero mejora en sensaciones

Treinta años sin ganar en Riazor, tres décadas en las que el CD Tenerife no conoce la victoria en el feudo del Dépor (88-89), pero las sensaciones son muy parecidas a las de un triunfo. El empate logrado este sábado es un punto balsámico para el equipo isleño, a todos los niveles.

La lectura positiva extraída del resultado y el rendimiento de los de Oltra reside en el factor defensivo. El representativo llevaba más de veinte años sin dejar la portería a cero, cuando el ya mítico Marino Bacallado debutaba con el primer equipo con una destacada actuación. Echar el cerrojo en un escenario tan difícil, es un motivo más para ilusionarse.

El CD Tenerife ganó por última vez en Riazor en la 1988-89 (1-3), y desde entonces ha podido arrancar varios empates, pero nunca un triunfo. En total suma cuatro triunfos en el feudo del Dépor, y un año más la tendencia seguirá siendo favorable al equipo herculino, con un total de diez victorias, cinco empates y cuatro derrotas, por cuatro victorias, nueve empates y once derrotas blanquiazules.

No existen comentarios

Publicar un comentario